Grífols marca un récord de beneficios: gana 470 millones gracias a Novartis

stop

La facturación del grupo crece el 22,4% gracias a las ventas en el extranjero, donde se concrentra casi todo su negocio

El presidente de Grifols, Víctor Grífols, en una imagen de archivo

en Barcelona, 26 de febrero de 2015 (11:08 CET)

Grífols ha presentado unos resultados récord al cierre de 2014. El grupo de hemoderivados ganó 470,3 millones, el 36,1% más que el ejercicio anterior gracias a la adquisición del negocio de diagnóstico transfusional a Novartis

El grupo con sede en Palau-solità i Plegamans (Barcelona) indica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la facturación creció el 22,4% hasta los 3.355,4 millones y que el beneficio bruto de explotación (ebitda) superó por primera vez los 1.000 millones. Ha avanzado el 21,1% hasta los 1.047,2 millones. 

EEUU y Canadá, las principales plazas del grupo 

La compañía realiza el 93,4% de sus ventas en el extranjero. Los ingreses recurrentes en los mercados exteriores aumentaron el 21,7% y sumaron 3.013,8 millones.

EEUU y de Canadá aportaron el 60,9 % de los ingresos totales del grupo. Las ventas en estos mercados aumentaron el 20,6 %, un porcentaje que incluye los ingresos procedentes de la unidad de diagnóstico adquirida a Novartis en enero de 2014. 

Radiografía de las divisiones tras la compra de Novarits


Esta operación ha variado el peso de las tres divisiones de negocio de Grifols: la Bioscience, dedicada a fabricar mediacamentos derivados de plasma, ha diluido su peso hasta representar ahora el 74,9 % de la facturación. Sus ingresos crecieron el 2,6% hasta los 2.513,5 millones. 

La Diagnostic, en la que se ha integrado Novartis, supone un 18,5 % del total de los resultados y ha propiciado 620 millones a los ingresos, un crecimiento del 375,7%. El negocio hospitalario, muy centrado en España, representa el 2,8 % de los ingresos. Es el único que ha presentado un resutado negativo: recortó el 2,4% la facturación. 

Deuda de 3.236 millones


La adquisición de parte del negocio de Novartis incrementó en 1.500 millones de dólares (1.319 millones de euros) la deuda de Grífols. La multinacional indica en su comunicado a los accionistas que cerró en el primer trimestre de 2014 unas mejores condiciones de financiación de su deuda.

La deuda financiera neta de la compañía a diciembre de 2014 sumaba 3.235,7 millones de euros, unas tres veces el ebitda.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad