Los consejeros delegados de Grifols, Raimon Grifols (i) y Víctor Grifols Deu (d).  EFE/Toni Albir

Grifols refinancia su abultada deuda (otra vez)

stop

La farmacéutica catalana quiere alargar los vencimientos de los pagos y rebajar los intereses que paga por el pasivo actual

Carles Huguet

Economía Digital

Los consejeros delegados de Grifols, Raimon Grifols (i) y Víctor Grifols Deu (d). EFE/Toni Albir

Barcelona, 28 de octubre de 2019 (19:27 CET)

En el foco de analistas e inversores desde hace meses, la deuda ha sido uno de los principales quebraderos de Grifols desde que en 2016 adquirió la unidad de diagnóstico de la estadounidense Hologic. La agresiva expansión provocó que el pasivo agobiara la farmacéutica catalana, que ha optado por refinanciar la mochila con la banca y los bonistas en una operación que alcanza los 5.300 millones de euros.

La cotizada dirigida por Raimon y Víctor Grifols comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el inicio de “un proceso de refinanciación” que está previsto que culmine a finales de noviembre. “El importe será de hasta 5.300 millones con el propósito de continuar con los planes de crecimiento a largo plazo”, añadió la empresa.

El procedimiento incluye un tramo denominado Term Loan B que se destinará a inversores institucionales, una nueva emisión de bonos y otra línea de crédito revolving sindicada por la banca. “Se espera una buena aceptación de la operación”, dijeron fuentes del mercado.

Grifols refinanció deuda por última vez en febrero de 2017

El objetivo de la segunda refinanciación en tres años  --la última se produjo en febrero de 2017— es alargar unos vencimientos que caducaban entre 2023 y 2025, reducir los intereses pagados por la deuda y “mejorar la flexibilidad de los términos en baso al sólido perfil de crédito y rating de Grifols”.

La operación está asegurada por los bancos Bank of America Merrill Lynch, BNP Paribas, HSBC, JP Morgan y BBVA.

Las previsiones hechas públicas por Grifols al cierre de 2018 eran que el ratio entre deuda y ebitda alcanzara las 3,5 veces. Parece complicado que la compañía pueda alcanzar las métricas prometidas sin disparar sus beneficios o vender alguna unidad de negocio en una operación corporativa, pues la comparativa cerró el segundo trimestre de 2019 en 4,5 veces.

El grupo ya comenzó a tomar medidas sin frenar su apetito expansivo. Por ejemplo: la adquisición del 26,2% de la china Shangai Rass Blood se hizo aportando el 45% de su filial estadounidense, Grifols Diagnostics Solutions. “La operación nos lleva a pensar que la gestión de la deuda se ha vuelto más conservadora y que ha empezado a anteponer su control frente a la velocidad del crecimiento”, auguran desde Bankinter.

Grifols en 2019

La empresa ganó 286,9 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 10,1% menos que en el mismo periodo de 2018. 

No obstante, la cifra de negocio alcanzó los 2.423,4 millones, con un incremento del 14,3%. Los ingresos constatan, según la empresa, el crecimiento de todas las divisiones y principales zonas geográficas donde opera la compañía en el segundo trimestre y el avance en la ejecución de la estrategia de crecimiento del grupo.

Hemeroteca

Grifols
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad