Habla una empresa de servicios premium: "No es una estafa. Es un modelo de negocio"

stop

COBROS POLÉMICOS

David Placer

Una usuaria recibe una llamada perdida sospechosa que puede desencadenar en un timo telefónico.
Una usuaria recibe una llamada perdida sospechosa que puede desencadenar en un timo telefónico.

Madrid , 10 de abril de 2015 (22:51 CET)

El timo telefónico como business model. Las empresas que cobran por supuestos servicios premium, contenidos multimedia, canciones, películas y juegos casi nunca solicitados y cuyo precio alcanza los 24 euros al mes, reivindican la estafa telefónica como modelo de negocio.

El esquema está montado para que el usuario seleccione de forma involuntaria en su móvil un banner que terminará con un cobro de hasta seis euros semanales por empresa. Un suscriptor de Vodafone denunció este jueves que en su factura telefónica aparecieron 54 euros por cargos desconocidos. Dos compañías habían facturado, con el consentimiento de la operadora, cargos por servicios jamás recibidos ni disfrutados. "No sé de qué servicio se trata porque nunca contraté nada. No sé si son juegos, música, películas o qué", explica Javier Aranda, el usuario estafado.

El caso no es puntual. La Asociación de Usuarios de Comunicación explica que la práctica es un timo en auge desde el año pasado. La Asociación de Consumidores y Usuarios, OCU, recibió en 2014 más de 40.000 denuncias por cobros de servicios que no han sido solicitados por los suscriptores.

La versión de la compañía

Jet Multimedia, que cobra auténticos sablazos por dudosos servicios, ha decidido defenderse. Argumenta que si un usuario "interactúa" con algún banner, da el consentimiento a aceptar un servicio "premium". Asegura que la práctica es legal y que hasta ahora ningún juez ha dictaminado lo contrario.

"No es una estafa. Es un modelo de negocio", responde a este diario Sergio Reyes, director de marca y desarrollador de negocio de Jet Multimedia, una compañía con múltiples quejas por estafa.

Las quejas

En el océano de juegos y contenidos gratuitos por internet, los contenidos multimedia de estas empresas alcanzan la cifra de hasta 54 euros al mes, tal como ha denunciado el usuario afectado por Jet Multimedia y Vodafone, al no haber solicitado ni usado ninguno de los servicios. Jet Multimedia se ha negado a devolverle el dinero. Vodafone, tal vez consciente de la estafa de la cual es cómplice, decidió abonarle 100 euros.

La empresa no muestra en ninguna web los contenidos multimedia por los que llega a cobrar 24 euros al mes a los usuarios que, sin quererlo o de forma voluntaria, presionan su dedo contra los banners sorpresivos. Tampoco el resto de empresas. Los supuestos servicios exclusivos no aparecen detallados en ningún lugar.

Medio pueblo estafado

"Tal como les ha pasado tantos otros clientes de telefonía móvil, también mi factura de pronto subió casi 10 euros, sin haber hecho nada.  En la factura aparecían seis SMS supuestamente enviados o recibidos, todos registrados a la misma hora. Vodafone me cobró 0,15€ a concepto SMS especiales", se queja un usuario afectado por Jet Multimedia.

La misma compañía fue acusada de estafar a la mitad de un pueblo catalán en septiembre de 2010. Los vecinos denunciaron que en gran parte de las casas de Ullastrell aparecieron misteriosas llamadas al número 806 538 152, perteneciente a Jet Multimedia. Tuvieron que pagar entre 6 y 60 euros, según publicó El Periódico de Catalunya.

Cobertura legal

El portavoz de la compañía asegura que las múltiples quejas por este tipo de servicio son "normales". Ante las denuncias de usuarios que se sienten timados por el cobro de servicios no disfrutados, el portavoz de Jet Multimedia, lanza su justificación. "Es como si vas a El Corte Inglés con un producto roto y le dices que ya estaba roto antes de la compra", explica Reyes.

Tres grandes compañías como Jet Multimedia, Buongiorno y ZED utilizan el negocio dudoso para aumentar su facturación. Compañías del márketing digital aseguran que estas prácticas dañan a la imagen general pero la Mobile Marketing Association en España ha salido en su defensa. 

"Es verdad que puede existir mala praxis en algunas actividades tanto en la red como en movilidad, pero no se deben establecer críticas generalistas. Habría que ver cada caso para establecer un juicio real. Desde mi conocimiento, estas tres empresas son serias y con una sólida reputación", explica Elia Méndez, directora general de la Mobile Marketing Association en España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad