José Antonio Castro, presidente de Hesperia, durante la Junta de Accionistas de 2016 de NH Hotel Group.

Hesperia hipoteca la presidencia de NH

stop

La hotelera presidida por José Antonio Castro cerró el 2016 con una deuda de 332,1 millones de euros, la mayor parte con el Banco Popular y BBVA

Barcelona, 11 de agosto de 2017 (05:55 CET)

El hotelero José Antonio Castro pone en juego su imperio. El conglomerado Hesperia cerró el 2016 con una deuda de 332,1 millones de euros y una importante misión para este año: pagar 134 millones a los bancos antes del próximo 23 de diciembre. De no lograrlo, el empresario gallego perderá su posición de privilegio en NH Hotel Group, la copresidencia y el 9,1% que posee del accionariado.

Economía Digital ha tenido acceso a las cuentas de la sociedad, donde afloran unas obligaciones a corto plazo de 134,8 millones de euros. Una cantidad refinanciada con anterioridad gracias a los acuerdos alcanzados con el BBVA y Banco Popular a finales de 2015. Con la vista en el horizonte, los 197,2 millones restantes deberán devolverse antes del año 2027 en el caso de la entidad vizcaína y del 2020 a la nueva adquisición del Banco Santander.

Las garantías ofrecidas no son poca cosa. La cadena ha pignorado los 31,8 millones de acciones que posee de NH Hotel Group, la segunda mayor hotelera de España, por valor de 173,3 millones de euros, según la cotización actual. La participación ha valido la copresidencia de la cotizada, compartida con el fondo Oceanwood, tras una larga guerra con el fondo chino HNA (29,7%) que ha acabado en los juzgados.

Hesperia califica su participación como "activo no corriente mantenido para la venta" aunque asegure no tener "ninguna intención" de desprenderse de las acciones

La sorpresa llega con la recalificación de este paquete en los balances de la compañía como “activos no corrientes mantenidos para la venta". La última posesión categorizada bajo este nombre fueron unos terrenos en la localidad tarraconense de Cambrils valorados en 8,7 millones de euros y traspasados el pasado mes de enero. No obstante, desde la firma auguran un futuro distinto para la porción de la cadena madrileña. “La situación patrimonial es sólida y por ello no tenemos ninguna intención de vender nuestra posición del 9,1% en NH”, garantizan.

Los equilibrios financieros vienen de lejos en la firma. Las deudas adquiridas por la frustra OPA sobre en NH en 2003 martillean las cuentas desde hace un lustro. Si la ambición de Castro fue la de alcanzar la mayoría, finalmente tuvo que conformarse con un 23% del capital. De hecho, en 2014 el déficit ascendía a 479 millones de euros por lo que tuvo que entregar un 8,56% de la inversión al Banco Santander. Así, su posición se ha ido diluyendo hasta el 9,1% actual.

En Hesperia se respira tranquilidad. “Este 2017 ya hemos amortizado parte de los 134,8 millones y el remanente entra dentro de nuestras previsiones”, explican. “Todos los compromisos se han cumplido hasta la fecha”, añaden. Además, celebran: “nuestro efectivo se ha visto ampliamente reforzado respecto a las proyecciones debido a que el negocio ha seguido una evolución muy favorable”. El récord turístico de España ayuda.

No importa que el resultado de explotación fuera de apenas 18,9 millones de euros frente a los 332,1 millones de déficit y que el ratio deuda/ebitda, una de las métricas para medir la viabilidad de una empresa, sea de 17 veces. Por poner un ejemplo: en el FC Barcelona, otra de las entidades obsesionadas en rebajar la diferencia entre las obligaciones y el ebitda, la diferencia sólo es de tres veces.

Deloitte siembra dudas sobre la viabilidad futura de Hesperia

Pese a aprobar las cuentas, Deloitte pone reparos al futuro de la compañía. Además de presentar un fondo de maniobra negativo por segundo año consecutivo --que permitiría a cualquier acreedor solicitar el concurso--, la cadena ya ha incumplido sus obligaciones con los bancos en ejercicios anteriores. Por ello, la firma de análisis traza dudas sobre la viabilidad del grupo: “existe una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad para continuar como empresa en funcionamiento”.

Pero la auditora también da oxígeno a José Antonio Castro. La mejora del mercado hotelero en España gracias al récord turístico y el plan de negocio hasta 2021 convencen a los proveedores. Asimismo, Hesperia ha logrado un acuerdo más beneficioso al anterior por la cesión de la gestión de sus establecimientos a NH Hotel Group​ y ha vendido activos no estratégicos para tratar de garantizar su futuro.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad