El presidente y consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. Foto: EFE/WO

Iberdrola gana menos por la falta de extraordinarios de Siemens Gamesa

stop

Iberdrola cierra el primer trimestre con un beneficio de 1.410 millones, el 7% menos, por la ausencia de extraordinarios; pero el negocio mejora

Barcelona, 25 de julio de 2018 (08:34 CET)

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 1.410 millones en el primer semestre de 2018, el 7% menos. Esta reducción de las ganancias se debe a la ausencia de extraordinarios, ya que en el pasado ejercicio la compañía presidida por José Ignacio Sánchez-Galán registró 442 millones de euros de partidas extraordinarias por la fusión de Siemens Gamesa y la revisión de los precios de la cartera de contratos de gas en España. También ha tenido un impacto negativo de 69 millones la evolución de los tipos de cambio.

El beneficio neto ordinario, excluyendo los extraordinarios, fue de 1.367,7 millones de euros, el 27% más que en el mismo periodo del año anterior. Según ha explicado la energética a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este incremento responde a la buena marcha del negocio internacional, a los retornos crecientes de los 20.000 millones invertidos en el último lustro, a la mayor eficiencia y a la normalización de las condiciones operativas en los mercados de referencia.

La facturación de Iberdrola ascendió el 17,5% hasta los 17.586,6 millones de euros. El Ebitda del grupo creció en un porcentaje similar, el 17,1%, hasta alcanzar los 4.435 millones de euros. Si se excluye el efecto del tipo de cambio, con un efecto negativo de 260 millones de euros, el beneficio bruto de explotación habría crecido el 24%. El factor divisa también impactó en el beneficio neto, reduciéndolo en 69 millones de euros, según ha informado la compañía al regulador bursátil.

Mejora de todos los negocios de Iberdrola

Por negocios, el de redes alcanzó un ebirda de 2.387,8 millones de euros, el 20,7% más, pese al impacto negativo de las tormentas en Estados Unidos. En renovables, el Ebitda creció el 25,5% hasta los 1.184,1 millones por la mayor producción y la aportación del parque Wikinger, en el mar Báltico. En generación y clientes, el Ebitda alcanzó los 877,6 millones, el 1,7% más, a pesar del impacto extraordinario del negocio del gas en España durante el primer semestre de 2017.

Crece la deuda

La deuda de Iberdrola se situó en 34.037 millones de euros en la primera mitad de este año, frente a los 29.474 millones de euros con los que cerró el primer semestre de 2017. La energética atribuye este incremento del 15,48% a la consolidación de Neoenergía en Brasil, que aportó 2.600 millones de deuda, y a las inversiones realizadas durante el periodo.

Iberdrola mantiene las previsiones para 2018

La empresa ha reafirmado sus previsiones para 2018, un año en el que espera que el Ebitda supere los 9.000 millones de euros y el beneficio neto se acerque a los 3.000 millones, con lo que la retribución al accionista se incremente. Las áreas que sustentarán la mejora del negocio este año serán las redes en Estados Unidos y Brasil, así como las renovables en México y Alemania. En el área de generación y clientes, Iberdrola espera que mejoren los precios en Europa y México.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad