Ikea empieza a construir en Sabadell su tienda más grande en España

stop

Abrirá las puertas en julio de 2012 y creará 400 empleos directos. La mayoría en la ciudad vallesana, tal y como la multinacional sueca ha pactado con el Ayuntamiento

Laval, Bustos, Seguin y Jorba

15 de marzo de 2011 (19:21 CET)

La directora general adjunta de Ikea Ibérica, Danielle Seguin, y el delegado del Govern en Barcelona, Salvador Jorba, han puesto este martes la primera piedra del establecimiento más grande que tendrá la compañía sueca en España. En julio de 2012 abrirá sus puertas en Sabadell dentro del nuevo parque empresarial que construye el grupo Vantoureix, presidido por Xavier Isart y que cuenta con capital de Unnim. La antigua Caixa Sabadell pactó invertir 250 millones de euros en la urbanización del nuevo polígono.

Será la tercera tienda del grupo sueco en territorio catalán (también cuenta con dos centros de distribución en Valls) y en los próximos días se empezarán a construir las más de 2.000 plazas de aparcamiento soterrado que habrá en los 47.515 metros cuadrados de la parcela que han comprado. Eso sí, la licencia municipal de obras permite un techo máximo de 45.000 metros cuadrados, la superficie del edifico comercial propiamente dicho. En total, el proyecto supondrá una inversión de 60 millones de euros.

Con su entrada en funcionamiento se crearán 400 sitios de trabajo directos. Una cifra que desde el ayuntamiento aumentan hasta los 500 ya que computan la ocupación indirecta prevista. “En los tiempos que vivimos debemos agradecer a las empresas que creen en nosotros y generan oportunidades”, ha manifestado el alcalde de la localidad, Manuel Bustos, después de firmar un convenio con la multinacional sueca para “cubrir los sitios de trabajo requeridos de forma prioritaria y mayoritaria con trabajadores de Sabadell”. Eso sí, Ikea ha dejado claro que “tendrá en consideración” todas las ofertas que reciba, en palabras de Seguin.

Sant Cugat del Vallès

Después de rubricar el acuerdo, el director de expansión del gigante del mueble, Sylvain Laval, ha agradecido al equipo humano del consistorio local “que haya creído en este proyecto y que con su disponibilidad lo haya hecho posible”. Unas palabras con las que también ha cargado contra el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès.

Ikea se fijó primero en esa ciudad que también está en el Vallès Occidental para instalar su establecimiento. Contaban con unos terrenos, propiedad de Incasòl, que fueron recalificados para poder albergar actividad comercial y tenían la licencia comercial de la Generalitat. Rompieron su acuerdo con el entonces alcalde del municipio, el actual conseller Lluís Recoder, alegando un cambio en su política de inversiones que les llevaba a buscar emplazamientos con más metros cuadrados de techo. Aunque fuentes cercanas a la empresa confirmaron entonces que la lentitud de las inversiones del consistorio en urbanizar el entorno entorpecieron el proyecto. Ikea debía abrir sus puertas en Sant Cugat en 2009.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad