Inversores argelinos preparan 18 millones para resucitar a Fagor

stop

El grupo Cervital promete crear 400 puestos de trabajo en cinco años para el fabricante vasco

Trabajadores protestan por la crisis de Fagor. | EFE

27 de junio de 2014 (21:49 CET)

Inversionistas argelinos han prometido el oro y el moro para sacar del concurso de acreedores y del peligro de la quiebra a Fagor, el fabricante de electrodomésticos vasco en concurso de acreedores desde 2013. Pero la propuesta tiene un precio: su modesta oferta de 18 millones de euros para una empresa cuyos activos están valorados en 272 millones de euros, según las últimas auditorías.

El grupo argelino Cervital quiere hacerse con Fagor a precio de saldo pero con la promesa de llevar a la empresa de la cooperativa Mondragón a la cúspide de la industria española: los compradores ofrecen la creación de 400 puestos de trabajo en cinco años y elevar del 10% al 25% la participación de mercado de la empresa en el mercado español de electrodomésticos.

Deuda sin control

Pero la tarea no será sencilla. Fagor está inmensa en una delicada situación financiera a la que fue arrastrada por las ambiciones de expansión internacional de la cúpula ejecutiva. La sangría sufrida por la empresa durante los últimos años ha quedado revelada por el último informe de los administradores concursales. Fagor perdía 21 millones de euros al mes en el momento que se hundió en el foso.

El valor de sus activos también se ha diluido desde el momento de la quiebra, en noviembre pasado. Los administradores han calculado que los activos se han depreciado el 66% desde la quiebra para situarse en los 272 millones de euros. Pero el informe, desvelado esta semana, ya predecía que las ofertas por la empresa serían por cantidades mucho menores.

La sangría del concurso

Además, la entrada en concurso de acreedores ha sido una sangría para la empresa. La nueva administración concursal ha generado casi ocho millones de euros adicionales en deuda. Los administradores han gastado unos 40.000 euros en teléfono y casi 30.000 euros en luz.

Por si fuera poco, la situación de las filiales en el exterior es devastadora. Según el informe del administrador concursal, el valor de las filiales en Francia y Polonia “tiende a cero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad