Juan Rosell deja caer a Arturo Fernández

stop

El presidente de la patronal madrileña y vicepresidente de la CEOE asegura que dimite por el escándalo de las tarjetas de Caja Madrid

El presidente de Grupo Cantoblanco, Arturo Fernández | EFE

14 de octubre de 2014 (18:04 CET)

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha dejado caer a su número dos y a la sazón presidente de la patronal madrileña. Arturo Fernández asegura que dimite a raíz del escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid. En las últimas horas el jefe de los empresarios capitalinos se había aferrado al cargo y planteaba una suerte de dimisión en diferido. Es decir, no optaría a la reelección. Le quedaba un año de mandato.

Finalmente, el relevo en la patronal española se producirá la próxima semana, según ha pactado él mismo con Joaquim Gay de Montellà, el hombre de Rosell en Cataluña y responsable de la comisión de régimen interno de la CEOE. No en vano, a finales de este mismo mes se convocarán elecciones, que se celebrarán en diciembre. En la patronal madrileña, la CEIM, una gestora bajo la batuta del vicepresidente Juan Pablo Lázaro asumirá las riendas hasta que se decida quién toma el relevo.

‘Tarjetas black’

Fernández suma a los problemas de liquidez de sus empresas, el grupo Arturo-Cantoblanco, las sospechas de haber percibido un sobresueldo de Caja Madrid no declarado a través de las tarjetas opacas que Miguel Blesa y Rodrigo Rato despacharon a favor de los consejeros. Según la pieza separada del caso Bankia, el patrón madrileño habría pagado almuerzos y cenas en sus propios restaurantes por valor de 37.300 euros. En todo momento ha defendido que “el código ético de la CEOE no penaliza estas prácticas”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad