La banca extranjera se opone a renovar el crédito de Sacyr

stop

NEGOCIACIÓN

Junta de accionistas de Repsol YPF

11 de octubre de 2011 (09:08 CET)

La crisis financiera y su impacto sobre los grandes bancos mundiales se está dejando ver en el proceso de refinanciación del préstamos que permitió a Sacyr comprar el 20% de Repsol en 2006. 

Citibank, ING, RBS, BPI, Bank of America-Merrill Lynch, Lloyds y Espirito Santo quieren soltar lastre o lo que es lo mismo riesgo crediticio. Esta es la postura que defendieron en la reunión celebrada ayer por el conjunto de las entidades acreedoras.

El encuentro se celebró en las oficinas del despacho de abogados Clifford Chance, que es el asesor. Los bancos consideran "insuficientes" las garantías presentadas por la compañía que preside Luis del Rivero para refinanciar el préstamo del que Sacyr aún debe 4.900 millones.

Tras la tormenta bursátil de este verano, la acción de la petrolera ha sufrido un fuerte castigo. Aunque ha reaccionado con fuerza en los últimos días, cotiza más de cuatro euros por debajo del precio medio al que Sacyr compró su participación.

La postura de las entidades es no refinanciar. A cambio, ofrecen la posibilidad de ejecutar parte de las garantías, siempre que Sacyr no consiga nuevos bancos que sustituyan a los que quieren marcharse. Desde el grupo constructor se asegura que se ha contactado con varias entidades chinas, brasileñas y chilenas.

El 20 % que Sacyr tiene en Repsol, además de las filiales Testa (patrimonio), Vallehermoso (inmobiliario) y Valoriza (servicios) son las garantías que el grupo que preside Luis del Rivero tiene sobre la mesa.

En otro banco están las entidades españolas, que sí están dispuestas a aceptar la propuesta de Luis del Rivero de prorrogar tres años el crédito. No obstante, exigirán unas condiciones más duras, con una financiación de euríbor más 3,5 % y una comisión del 2,5 %.

División de opiniones

Ante la división de posturas entre los bancos, éstos han decidido crear una comisión de coordinación para intentar buscar una salida a este escollo, que no obstante depende mucho de cómo se resuelva la batalla que Sacyr y Pemex libran en el consejo de Repsol. Si se salen con la suya y consiguen interferir en la gestión para sacar mayor tajada a través de los dividendos yd e las participacipadas, Sacyr podría suavizar las condiciones del préstamo.

Los principales bancos acreedores son el Santander (670 millones); Citibank (490 millones); Credit Agricole (435 millones); Bankia (430 millones); ICO (325 millones) y Natixis (315 millones).

A continuación figuran ING (280 millones); RBS y Societe Generale (ambos con 245 millones); BPI (240 millones); BCP (145 millones); Caixa Geral (95 millones) y Bank of America-Merril Lynch, junto a Dekabank y CAM (otros 95 millones).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad