La conexión deportiva de Ortega y Vilarrubí

stop

Oxer Sport, empresa deportiva del catalán, organiza los concursos internacionales de saltos que se disputan en la hípica del fundador de Zara

Marta Ortega, durante uno de los concursos de Casas Novas

17 de noviembre de 2012 (22:38 CET)

Los negocios suelen hacer que los caminos de los grandes empresarios converjan en un punto. Eso es lo que les ha pasado a Amancio Ortega, el fundador del imperio Inditex y a Carles Vilarrubí, empresario catalán de gran tradición, casado con Sol Daurella, la cabeza visible de Cobega embotellador, la empresa envasadora y distribuidora única de Coca-Cola en España. Sin embargo, Vilarrubí es poseedor de una empresa por la que no es tan conocido fuera de los círculos deportivos: Oxer Sport, especializada en márketing deportivo hípico, líder en Europa en la gestión de instalaciones y organización de eventos hípicos internacionales.

Es aquí, en el mundo de la hípica, donde confluyen los caminos de Ortega y Vilarrubí, y es que el empresario gallego cuenta entre sus propiedades al Centro Hípico de Casas Novas, un espectacular picadero, que se puso en marcha en agosto de 2000, y que, en un principio, se creó para que Marta Ortega, su hija. pudiera practicar en él su deporte favorito, el salto.

Un picadero para la hija de Ortega

Las espectaculares instalaciones de Casas Novas (situado en el concello de Arteixo, al lado de A Coruña) hicieron que en poco más de una década se haya transformado en uno de los centros hípicos más importantes de Europa ya que, dos veces al año --edición de verano y de invierno-- se celebra el Concurso de Saltos Internacional de Casas Novas, que tiene categoría cinco estrellas y reúne a los mejores jinetes del mundo. (Entre ellos, a Sergio Álvarez Moya, el yerno de Amancio Ortega).

Pero, el ascenso imparable de Casas Novas en el mundo de los concursos hípicos se construyó precisamente gracias a Oxer Sport, la empresa de Vilarrubí, que es la encargada de la organización de los grandes eventos hípicos. No en vano, el catalán fue presidente de la Federación Ecuestre Internacional hasta abril de 2010. Las buenas relaciones son patentes, precisamente porque la sede de Oxer en Galicia, está ubicada dentro de las propias instalaciones de Casas Novas.

Concurso de invierno

En habitual que en cada celebración de los concursos hípicos se pueda ver en oficinas coruñesas a Álvaro Arrieta, el consejero delegado de Oxer Sport y marido de la presidenta del Parlamento vasco en la pasada legislatura, la popular Arantza Quiroga. Fue Arrieta el que fundó la empresa deportiva en San Sebastián en 2004, aunque solo unos meses después fue comprada por Vilarrubí.

En estos momentos, Casas Novas está poniendo todo a punto para la celebración del Concurso de Saltos Internacional en su edición de invierno, que se celebrará previsiblemente en 14 diciembre y en el que se repartirán 441.000 euros en premios. El Gran Premio Telefónica repartirá 141.000 euros, mientras que los segundos más importantes serán los concursos patrocinados por la empresa de transportes gallega Akzar, que dará 86.000 euros, los mismos que el Trofeo NH Hoteles.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad