La crisis de los refugiados sirios desborda a Inditex en Turquía

stop

La compañía cuenta con una red de fábricas en suelo turco que en un solo un año aumentó su plantilla en 55.000 personas

X.R.M.

Turquía es el primer clúster en el que Inditex ha incorporado representantes sindicales en las auditorías sociales desarrolladas a los fabricantes | Inditex
Turquía es el primer clúster en el que Inditex ha incorporado representantes sindicales en las auditorías sociales desarrolladas a los fabricantes | Inditex

A Coruña, 25 de octubre de 2016 (02:30 CET)

¿Es posible controlar a distancia una red de proveedores con una plantilla de más de 155.000 trabajadores, y que en un solo año se ha incrementado en 55.000 personas? ¿Puede abarcarlo todo un equipo in situ de 37 personas, de las cuales la mayoría son externos? 

Esta es la situación de Inditex en Turquía, uno de sus principales resortes laborales de su engranaje de producción de proximidad. Un informe de la BBC que destapa casos de refugiados sirios trabajando para el grupo textil en situación irregular en Turquía rompe el plan de tolerancia cero de Inditex contra la explotación de los más desfavorecidos, en este caso los desplazados de la guerra en Siria. 

Como todo en Inditex, su presencia en Turquía también ofrece números de hipérbole. El grupo, de acuerdo con sus memorias de sostenibilidad, ha hecho un esfuerzo por contrarrestar y paliar la crisis de los refugiados con diferentes actuaciones, pero el quid está en los resultados. Inditex cuenta en Turquía con 155.256 trabajadores que integran las plantillas de los fabricantes que trabajan para el grupo. En un solo año, el 2015, se ha incrementado esa plantilla exactamente en 55.227 personas.



El empleo se dispara en Turquía

De acuerdo con el balance de sostenibilidad del grupo, el año pasado eran 183 los proveedores turcos a los que Inditex compró ropa, unas 25 fábricas más que un año antes. Y eran 748 las fábricas de confección asociadas a esos proveedores. Además, se elevaron hasta 640 los talleres relacionados con diversos procesos asociados a las fábricas. En total, unas 1.600 fábricas textiles y de servicios auxiliares. 

Turquía representa hoy para Inditex más del doble de la fuerza laboral que tiene vinculada a sus procesos productivos en Marruecos, tres veces más que la de Portugal y superior también a la de India. Solo rebasan a Turquía en empleos las fábricas que cosen para el gigante textil en Bangladesh, China o Vietnam. 

Un clúster y poco equipo

Con el objetivo de implantar localmente los estándares y principios globales recogidos en el Plan Estratégico de Inditex para una cadena de suministro estable y sostenible 2014-2018, Inditex cuenta con una valiosa herramienta: los clústers de proveedores, que se encargan de "promover un entorno productivo sostenible en un área geográfica estratégica para el desarrollo del modelo de negocio de Inditex y el cumplimiento de derechos humanos y laborales fundamentales". Pues bien, para llevar a cabo este cometido, la compañía cuenta en Turquía con un equipo interno de siete personas, que trabajan coordinadamente con otros treinta externos.  Esta red es inferior a la desplegada, por ejemplo, en Portugal, India, China o Brasil. 



Plan de tolerancia cero

La situación denunciada por la BBC, a la que la compañía gallega ha respondido de manera inmediata asegurando que están trabajando para corregir en breve el problema, se produce cuando más se esfuerza el grupo textil por aplicar un plan de tolerancia cero contra la explotación de los refugiados. Según el grupo, ante la intensificación de la crisis migratoria y humanitaria, Inditex trabaja desde 2013 "tanto en la prevención de cualquier riesgo de vulneración de los derechos humanos de los desplazados sirios, como en la puesta en marcha de un programa de emergencia humanitaria". Lo hace en colaboración con diversas ongs como Médicos sin Fronteras, Acnur, Life for Relief and Development y Cruz Roja. 

La guerra en Siria ha provocado uno de los mayores éxodos de la historia reciente, con cerca de tres millones de desplazados de su país, gran parte de los cuales se encuentran actualmente en Turquía.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad