La Generalitat desbloquea dos millones para Cubigel

stop

REESTRUCTURACIÓN

Los trabajadores de Cubigel en una protesta de 2009

30 de marzo de 2012 (19:06 CET)

Con 15 días de retraso, el departament d'Empresa i Ocupació de la Generalitat de Catalunya ha autorizado este viernes el crédito de dos millones de euros para que Cubigel atienda los pedidos que tienen pendientes. Ha dividido la inyección en cuatro pagos distintos, el primero de los cuales se realizará “en tres o cuatro días”, explican fuentes conocedoras de la operación a Economía Digital. El resto, estará vinculada a las pedidos.

Los portavoces de la conselleria afirman que toda la inversión está garantizada, aunque los mismos interlocutores precisan esta información. Tal y como avanzaron los representantes de los trabajadores el 29M, el Govern de CiU ha requerido la titularidad de parte de la maquinaria de la compañía como aval. Alguna, ya se incluyó en el concurso de acreedores que atraviesa la empresa, por lo que el magistrado de la sala 3 del Juzgado Mercantil de Barcelona la expropió. De esta forma, desbloqueó la actuación de la Generalitat.

Proveedores

El medio millón servirá para comprar materias primas. Cuando las adquieran, los 648 trabajadores del grupo regresarán de forma paulatina a la fábrica para retomar la actividad. De la misma forma en la que se ponga en marcha el proceso de producción, desde el manipulado inicial a la distribución.

El retraso en la inversión provocará “que estemos una semana en blanco”, afirma el representante de UGT en la compañía, José Leiva. Los trabajadores convencieron a tres clientes para que les sufragaran el material para producir 40.000 compresores que querían comprar. La intención inicial de la plantilla era unir este encargo con el resto de actividad pendiente.

Concurso de acreedores

Los dos millones de euros de la Generalitat dan aire a Cubigel para encontrar a un inversor que se quede con la compañía. Los actuales propietarios, el fondo AIAC, presentó a principios de febrero el concurso voluntario de acreedores con un pasivo de 27 millones de euros.

La Generalitat incluyó al grupo en su lista de empresas en riesgo. Los compresores industriales que fabrica son únicos en el mundo, por lo que tienen las ventas casi aseguradas, y el personal está formado. Pero la antigua Unidad Hermética se ha visto implicada en varios cambios de propiedad y la entrada de fondos de riesgo que han propiciado la deuda, casi por completo con entidades financieras. Se espera que la reestructuración no se prolongue demasiado precisamente por su cartera de clientes, el mismo motivo que ha propiciado la participación de la Generalitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad