La Guardia Civil desmantela otra empresa de falsos ibéricos. En la imagen, carne y los embutidos podridos descubiertos este verano en Granada.

La Guardia Civil decomisa 700 toneladas de jamón podrido

stop

La investigación por el jamón podrido aumenta las incautaciones tras los últimos registros

David Placer

Economía Digital

La Guardia Civil desmantela otra empresa de falsos ibéricos. En la imagen, carne y los embutidos podridos descubiertos este verano en Granada.

Madrid, 05 de octubre de 2018 (17:39 CET)

La Guardia Civil ha decomisado en la provincia de Valencia más de 700 toneladas de jamones, embutidos y productos cárnicos en mal estado en la mayor operación contra el fraude alimentario de los últimos años.

La Guardia Civil se ha incautado de más de 700 toneladas tras el inicio de la operación contra una trama empresarial que se lucraba con la venta de productos alimentarios en mal estado, caducados o podridos que eran manipulados para hacerlos pasar por productos frescos.

Los agentes del Seprona han decomisado una cantidad de carne putrefacta mucho mayor a la esperada inicialmente cuando se dispararon las alarmas por el peligro sanitario que representaba la venta de este tipo de productos.

Los agentes de la unidad de la Guardia Civil encargada del caso, el Seprona, calcularon inicialmente unas 400 toneladas incautadas en naves industriales, almacenes clandestinos y pequeñas cadenas de supermercados donde se vendía el producto. Pero la cifra casi se ha duplicado con la suma de toda la mercancía incautada y tras las últimas inspecciones en nuevas naves la semana pasada, según ha publicado el diario Levante.

La trama valenciana es una de las ramificaciones de una red de 30 empresas con presencia en varias comunidades autónomas y que tiene en Extremadura el centro neurálgico del que pudiera ser uno de los mayores delitos contra la salud pública de los últimos años.

Sigue en juicio en Badajoz

Los juzgados de Frenegal de la Sierra (Badajoz) y Alzira (Valencia) avanzan en los juicios contra las empresas y empresarios encargadas de distribuir el jamón caducado y en mal estado que ha terminado en la mayor parte de las cárceles españolas.

El juzgado de Fregenal de la Sierra ha llamado a declarar esta semana a un grupo de investigados en el caso, entre ellos a trabajadores y responsables de empresas distribuidoras de productos cárnicos.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad