La inversión en nuevos modelos lastra los resultados trimestrales de Seat

stop

PÉRDIDAS

Jürgen Stackmann, presidente de Seat | SEAT

29 de abril de 2013 (12:33 CET)

Seat ha cerrado los tres primeros meses del año con unas pérdidas operativas de 46 millones de euros, lo que supone un aumento del 58,6% respecto a los números rojos de 29 millones contabilizados en el mismo período de 2012.

La compañía del grupo Volkswagen justifica esta cifra por los costes destinados a lanzar nuevos modelos. Anularon el efecto positivo del incremento de las ventas, asegura la matriz en la presentación de resultados trimestrales, pero esperan que sea su gran revulsivo en el futuro. De hecho, modelos como el nuevo León son la gran apuesta de la multinacional para que la marca española recupere la senda de los beneficios.

Ventas positivas

La cifra de negocio del fabricante con sede en Martorell (Barcelona) sumó 1.647 millones de euros entre enero y marzo. Esta cifra representa el 4,3% más que en el mismo período del ejercicio precedente. En todo el mundo, Seat comercializó 87.086 automóviles en el primer trimestre de 2013. Otro número positivo, ya que sube el 8,7%.

Si se unen las ventas del Audi Q3, un modelo que también se produce en el headquarter de Seat, las ventas alcanzan las 111.000 unidades. El 11,4% más.

El grupo Volkswagen destaca especialmente los buenos resultados que obtienen los vehículos de la marca española en mercados como Alemania, Reino Unido y México. Hay varios modelos que destacan por sobre el resto, el pequeño utilitario Mii y el Toledo, dos coches con precios de comercialización muy ajustados respecto a sus prestaciones, y el nuevo León, la gran apuesta de Seat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad