La juez 'reparte' Sati entre las dos empresas que ofertaron por la textil

stop

Empiezan las negociaciones para despedir a los 169 trabajadores que se quedarán sin empleo

02 de octubre de 2013 (18:47 CET)

El futuro de Sati ya está trazado. La titular del juzgado de lo mercantil 8 de Barcelona, Marta Cervera, ha adjudicado la división de tejidos técnicos a la compañía francesa Mortelecque y el área de decoración a la sociedad creada por directivos de la firma, Mercgaya. “La cúpula aún no nos ha dicho nada, pero nuestros abogados nos han comunicado la decisión judicial”, afirma la delegada de UGT en la compañía, Isabel Alonso.

Ambas ofertas dan empleo a 87 empleados de una plantilla de 256 personas. A resto de trabajadores, un total de 169 empleados, se les aplicará un expediente de regulación de empleo (ERE). La plantilla aún desconoce las condiciones de los despidos. El próximo lunes iniciará las negociaciones con los directivos de Sati y la administración concursal, que realiza el letrado Jordi Gras de Ernst & Young.

Valoración de los trabajadores

La adjudicación de la magistrada implica no tener en cuenta la valoración de los trabajadores sobre las dos ofertas presentadas. Este martes, la plantilla decidió en asamblea rechazar la oferta de Mercgaya al considerar que era poco viable por la inversión asociada al proyecto: 0,9 millones de euros, pero vinculados a la cartera de clientes que conseguían llevarse y mantener.

Para la unidad productiva de tejidos técnicos, el grupo francés paga 1,9 millones de euros. Ha presentado una oferta a través de la sociedad Willefert & Sons.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad