La liquidadora del Eurobank carga facturas a la entidad del bufete que la defiende

stop

JUDICIAL

07 de octubre de 2012 (17:37 CET)

La liquidadora del Eurobank, Rosa María Cornet Sisquella, carga facturas del bufete Ebame en los gastos de la entidad, según consta en la memoria aprobada en la última junta general de accionistas. Este despacho de abogados se encarga de su defensa en la pieza separada del caso Eurobank. Cornet Sisquella se encuentra imputada por malvender presuntamente los activos del banco.

Pese a qué los documentos no especifican que servicios ofreció el bufete de abogado, fuentes judiciales indican que Cornet Sisquella ha evitado pronunciarse si las minutas se refieren a la defensa del caso por el que se encuentra imputada. Las mismas fuentes indican que si la liquidadora tiene externalizado su trabajo en asesorías legales --en las cuentas aparecen varias partidas que podrían indicar esta situación-- debería justificar su sueldo de 124.000 euros.

Contradicciones

Además, según la documentación recientemente entregada en el juzgado de instrucción número 5 de Madrid, existe una contradicción entre la facturación que Cornet Sisquella realizó a Ebame. La liquidadora incluyó en su declaración de facturas emitidas un pago de 19.000 euros mientras que el despacho indica que los servicios prestados ascendieron a 65.000 euros.

La pieza separada del caso Eurobank se centra en las actuaciones de los liquidadores de la entidad financiera --Cornet Sisquella y Francisco Javier Barceló Obregón-- al malvender activos del banco presumiblemente en beneficio de Arxé. Según estima el interventor, la entidad financiera ha pasado de un patrimonio valorado en 26,7 millones de euros en 2003 a los 4,5 millones en 2010.

Falta documentación


El interventor judicial ha denunciado varias veces que no existe documento alguno que explique estos movimientos. Además, también ha indicado que no existe el balance anual completo de los ejercicios 2003, 2004 y 2005 así como otros muchos documentos.

Pese a ello, el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, rechazó suspender a Cornet Sisquella como liquidadora de la entidad. En un auto, el magistrado afirma que "las diligencias de instrucción sumarial son actos de investigación encaminados a la averiguación del delito e identificación del delincuente, que no constituyen per se pruebas de cargo".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad