La 'tonta' fórmula de Uber para crecer

stop

Patrick Morselli, el hombre que expandió Uber en América Latina, formula cuatro preguntas, simples en apariencia, que destapan los grandes errores de las empresas que quieren conquistar nuevos países

Patrick Morselli orienta a 20 emprendedores internacionales en Menorca.

Madrid , 02 de junio de 2016 (01:00 CET)

Patrick Morselli comandó la expansión de Uber por toda América Latina y ese trabajo le ha valido un enorme reconocimiento como consultor de empresas, especialmente las tecnológicas, que quieren crecer e internacionalizarse.  

Con apenas 31 años, no tiene fórmulas complicadas, sino preguntas muy simples, casi de parvulario, para analizar las debilidades de las compañías con proyectos de expansión.   

Los casos de las empresas españolas que triunfan en origen pero que fracasan estrepitosamente cuando saltan la frontera se repiten en casi todas partes.  

"No es un problema de España. Es un problema de cualquiera que llega a un país que no conoce, aunque está convencido de que sí", explica Morselli que en estos días visita Menorca para asesorar a 20 emprendedores de todo el mundo que se dan cita en la isla en Menorca Millennials, un programa para reorientar e impulsar start-ups.  

Morselli dirigió el equipo que expandió Uber en 14 países, e hizo lo mismo en otras compañías como la israelí Nexar, que usa sensores del móvil para predecir y evitar accidentes de coche, Urban Massage y Colu. Ahora, enseña al resto de empresas cómo crecer sin tropezar en el intento.  

La pregunta que se hace Uber antes de comenzar en una ciudad es muy clara: ¿Con qué frecuencia la gente usa el transporte en esta ciudad? Y pide a cada negocio hacer una pregunta similar, simple, para determinar las potencialidades del negocio antes de abrir operaciones. 

- ¿Cuál es la primera pregunta que haces a las empresas que se quieren abrir en otro país?  

- Son dos preguntas: ¿qué problema estás resolviendo en tu país? Y ¿vas a ser igual de bueno fuera de tu país? En el camino de la expansión muchas empresas olvidan quiénes son y qué hacen bien.  

- Es decir, que la mayoría de las empresas olvidan cosas tan básicas como ésas  

- Lo básico es lo más difícil para una empresa que crece. Con tantas ocupaciones, tantos asuntos que atender en el día a día, se olvidan de eso. ¿Te sorprende que esas cosas se olviden? ¿Tú sabes cuál es tu propósito de vida? La mayoría no lo tenemos claro y mi trabajo es ayudarlos a descubrirlo.  

- ¿Qué empresas te gustaría expandir?  

- Tengo la suerte de que las empresas que quería expandir, ya las he expandido, como Uber, por ejemplo. Tengo muchas ofertas pero sólo acepto las empresas que me gustas, las que creo que ayudan a hacer un mundo mejor.

- ¿Crees que Uber contribuye con un mundo mejor?  

- (Risas). Sí, porque están haciendo mucho más eficiente un sector.  

- ¿Cuáles son los errores comunes al internacionalizar una empresa?  

- Muchos empresarios creen que porque han estado una semana en un país, ya lo conocen y ya saben cómo abrir operaciones allí. La verdad es que un emprendedor no tiene tiempo para analizar con profundidad la complejidad del país donde quiere abrir. Entonces, tiene que tomar decisiones sin tener toda la información a mano. Hay que decidir cosas como quién va a tomar las decisiones ¿la filial o la central?  

-¿Qué compañías han hecho una internacionalización impecable?  

- Facebook, Spotify y también algunas menos conocidas como Platzi, una empresa colombiana que ofrece cursos de marketing y de social media online que empezó en Colombia y que se han expandido a toda América Latina y en Estados Unidos.  

- ¿A qué empresas les ha ido mal?  

- No quiero comentar los casos negativos. Además, no se conocen. Si una empresa llega a ser exitosa, se conoce. Si fracasa antes de serlo, no.  

- Cuando explota una crisis por la llegada de Uber ¿es responsabilidad del responsable de expansión?
 
- Yo no considero esas situaciones como problema, sino como eventos, que pueden ser un problema hoy, pero pueden hacerte más fuerte en el futuro. Pero no hablaré de mi experiencia en Uber ni de su estructura ni de quién toma decisiones.    

- ¿Por qué no habla de su experiencia en Uber: porque no puede o porque no quiere?  

- Prefiero hablar de mi presente, no de mi pasado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad