La última innovación funeraria: descansar en paz en la estratosfera

stop

Grupo Mémora presenta un nuevo servicio para enviar las cenizas a 35.000 metros en un globo de helio

Eduard Vidal, vicepresidente de Grupo Mémora.

27 de octubre de 2014 (14:26 CET)

Grupo Mémora, la empresa que gestiona 46.000 servicios funerarios cada año en España, también quiere ser una empresa innovadora en el negocio de la muerte. El grupo ha anunciado este lunes un nuevo servicio para sus clientes: esparcir las cenizas a 35.000 metros, en la estratósfera.

El grupo funerario celebrará los próximos días la primera ceremonia que enviará a las alturas los restos de un difunto en un globo de helio. Los lanzamientos se harán desde un punto autorizado, lejos de las zonas urbanas y donde no interfiera con las rutas de vuelos comerciales regulares. “Los expertos nos aseguran que no hay ningún riesgo medioambiental. Al llegar a los 35.000 metros el globo de helio se desintegrará y los restos del difunto quedarán suspendidos en la estratosfera”, explicó Eduard Vidal, vicepresidente de Grupo Mémora.

La modalidad funeraria no ha sido lanzada hasta ahora en ningún país. Tan sólo una empresa italiana ha realizado pruebas experimentales, según explican los responsables de Grupo Mémora.

El ascenso


El globo de helio tendrá incorporado un sistema de posicionamiento para ser localizado durante los 90 minutos de ascenso. De esta manera, los familiares estarán informados del lugar y el momento en las que las cenizas han quedado suspendidas en la estratósfera, donde descansarán eternamente.

El ascenso deberá ser notificado a las autoridades de forma similar como se comunica el ascenso de una sonda meteorológica. La elevación de los restos tendrá un coste aproximado de 2.000 euros, según ha informado el grupo.

Las innovaciones

El servicio se incorpora al catálogo de novedades funerarias como urnas arcillosas que se deshacen en el fondo marino con escaso impacto ambiental, la retransmisión de funerales en streaming y videos de alta definición editados de la ceremonia final.

La empresa también ha estudiado nuevos materiales para reducir el impacto ambiental de la muerte y ha incorporado componentes biodegradables a los ataúdes, pero ninguna de las innovaciones de sostenibilidad supera al funeral más ecológico: el que se practica en la India cuando se ofrece el cuerpo del difunto a cuervos, buitres y demás aves carroñeras. Es una modalidad que no ha llegado a España. Por ahora.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad