Las discrepancias internas del Govern retrasan la resolución del fiasco de ATLL

stop

'GUERRA DEL AGUA'

¿Qué garantías ofrecieron Mas-Colell y Vila a Acciona en ATLL?

Barcelona, 18 de diciembre de 2014 (20:52 CET)

El Govern de Artur Mas cogió impulso el pasado sábado en resolver el fiasco de la licitación de Aigües Ter Llobregat (ATLL). El consejero de Territori, Santi Vila, anunció la creación de una nueva mesa de contratación para cumplir con el mandato del Tribunal Supremo y anular el contrato con Acciona. Incluso indició que el lunes iniciaría el trámite burocrático para que el primer encuentro se celebrara lo antes posible. Seis días después, todo sigue igual.

Las discrepancias que ha generado el futuro de la licitación en el seno del Ejecutivo catalán han dilatado la puesta en marcha del proceso, indican fuentes cercanas al Govern. El enfrentamiento entre el titular de Economia catalán, Andreu Mas-Colell, y Vila por la estrategia que se debe seguir ha propiciado que ni siquiera se haya fijado una fecha para celebrar la primera reunión de la mesa.

Atemperar la pugna

Mas se ha posicionado al lado de Vila, que no olvida las implicaciones legales que comporta no aplicar la resolución del Supremo. Más aún cuando el impulsor de la pugna judicial, Aguas de Barcelona (Agbar), ha manifestado su intención de proseguir con el pleito para que se cumpla el mandato del alto tribunal, que es en firme y no se puede recurrir ante otro estamento jurídico. Con todo, el President intenta que el tiempo atempere la pugna interna antes de dar el siguiente paso, con todas las complicaciones que comporta.

La concesión de ATLL es la operación económica más importante de la presidencia de Mas y Acciona ya ha anunciado que también irá a los tribunales a defender su contrato. Está en juego añadir otro 0,5% del PIB al déficit público catalán, los casi 1.000 millones de la licitación, en los ejercicios 2012, 2013 y 2014. Por lo que no hay margen para nuevos errores.

Desencuentros de los servicios jurídicos

Mas-Colell no está solo. Los servicios jurídicos de la Generalitat le apoyan en su resistencia a echar a Acciona de las aguas catalanas. También existen diferencias de criterio en este departamento, declaran los mismos interlocutores cercanos al Ejecutivo.

La responsabilidad jurídica tanto de la firma del contrato como del fiasco en su defensa ante el TSJC primero y el Supremo después corre a su cargo. Ahora, ha tardado seis días en dar el visto bueno al documento con el que se formaliza la creación de la mesa.

¿Encuentro después de Navidad?

Fuentes del departamento de Territori indican que el proceso burocrático se completará como muy tarde este viernes, cuando Vila firme la resolución con la que se crea la mesa de contratación.

Añaden que dependerá de la agenda de todos sus participantes que la primera reunión tenga lugar antes o después de Navidad. De hecho, no descartan que el inicio de las sesiones se posponga hasta enero de 2015 si existen "complicaciones de agenda" de sus participantes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad