Las IBEX catalanas se independizan del 1-O. Joan Rosell, Mariano Rajoy e Isidro Fainé, en una imagen de archivo. EFE

Las IBEX catalanas se independizan del 1-O

stop

Seis de las siete cotizadas catalanas se comportan mejor que el IBEX en lo que va de año, ajenas al referéndum convocado por la Generalitat el 1-O

Barcelona, 27 de septiembre de 2017 (04:55 CET)

El IBEX se dejó esté martes el 0,28%, en su segunda jornada consecutiva en números rojos. Casi dos tercios de las empresas, 22, cerraron con descensos, pero solo dos de estas eran compañías catalanas (Abertis y Colonial). O lo que es lo mismo, cinco de las doce empresas que subieron eran catalanas, entre ellas la mejor de la sesión (Cellnex). Una sola jornada puede no ser significativa, pero llueve sobre mojado… y en los momentos políticos actuales, sí que es representativo.

Las bajadas de los dos bancos catalanes del IBEX, Caixabank y el Sabadell, en las últimas semanas, junto con algunos informes sobre la exposición del sector financiero a la posible independencia de Cataluña, llevó algunas voces a relacionar sus caídas con el inminente referéndum del 1-O. Es cierto que estos son los dos peores bancos del IBEX en los últimos días, pero también lo es que son los mejores desde principios de año, y los analistas apuntan a varios factores, tanto generales del sector a nivel europeo como particulares. Ambos, por cierto, cayeron el lunes pero rebotaron ligeramente este martes, con la bolsa en rojo.

Abertis, Cellnex, Colonial y Grifols lideran el IBEX porque el mercado no ve riesgo en el 1-O

Si para Caixabank y Sabadell los números pueden ser ambiguos, y es necesaria una interpretación de expertos para entenderlos, en el resto de cotizadas catalanas en el principal índice de la bolsa española, las cifras son claras. A tenor de la evolución de Abertis, Cellnex, Colonial, Gas Natural y Grifols, el 1-O no afecta a las grandes compañías catalanas. Al menos, no a un nivel perceptible para los inversores.

Los analistas explican a Economía Digital que “el mercado está tranquilo”, con poca volatilidad, porque no contempla la independencia de Cataluña como una opción real. El hecho de que sea un movimiento unilateral sin acuerdo y sin reconocimiento por parte del Estado y de la UE, en vez de añadir incertidumbre, hace que crea que no sucederá nada importante. Lo máximo que esperan los mercados es que el conflicto se resuelva con un pacto político tras el 1-O. Eso explica también que la prima de riesgo, que suele dispararse ante riesgos importantes para la economía, se mantenga estable.

Abertis y Cellnex, en su burbuja

Abertis fue una de las dos cotizadas catalanas que bajó (0,29%) este lunes. No obstante, vive una dinámica propia como fruto de la opa de Atlantia y la posible contraopa de ACS. Además, es un negocio con poco riesgo por la independencia. La opa le ha reportado una subida del 30% desde enero, y tiene un suelo claro de 16,50 euros por acción. Cellnex está controlada por Abertis, por lo que vive en la misma burbuja y acumula una subida del 40%.

Grifols y Colonial suben más del 25% en lo que llevamos de año. En el caso de la farmacéutica, España solo supone el 6% de su negocio y, además, es un negocio sujeto a contratos públicos, por lo que no tienen temor, a priori, a un boicot y su riesgo es muy reducido. Colonial podría tener algo más de riesgo, puesto que uno de sus tres focos de inversión es Barcelona, pero los mercados están premiando sus buenos resultados, gracias a la recuperación inmobiliaria en España.

Los baches de la banca y Gas Natural

Gas Natural es el peor valor catalán del IBEX, por el conflicto en Colombia y unos resultados algo peores que los del año pasado. Aun así, el valor sube casi el 5% desde principios de 2017. Para hacer una foto de la salud de las cotizadas catalanas, es la única que lleva un año peor que la media del IBEX, que se ha revalorizado algo más del 10%.

Caixabank y el Sabadell subieron este martes el 0,24% y el 0,12% respectivamente. Recuperaron solo una pequeña parte de lo que perdieron el lunes (3,8% y 1,2%). Los analistas explicaron que se trata de una corrección de la banca europea, y que afecta más a los bancos catalanes porque acumulan meses de subidas. Hasta este bache, llevaban una subida anual del 40%, y siguen siendo los más alcistas del IBEX.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad