LiberBank se queda con el parque empresarial en Abrera de Inmofiban

stop

INMOBILIARIO

12 de junio de 2012 (21:44 CET)

Inmofiban, la empresa inmobiliaria controlada por el empresario Sergio Martínez Herrero, que cotiza en el mercado secundario de valores de la Bolsa de Barcelona, ha cedido su parque industrial de Abrera (Barcelona) a LiberBank a traves de la filial Mosacata. 

Comprado por 55,34 millones de euros, y con un valor contable de 48 millones después de diversas amortizaciones, se ha vendido por menos de 40 millones, una minusvalía del 27,7% respecto al valor de adquisición.

Martínez Herrero, que es el consejero delegado del grupo y controla el 54,5% de la cotizada, se ha visto obligado a realizar esa operación por la delicadísima situación que está arrastrando la sociedad.

Inmofiban, en dificultades

Inmofiban mantenía, a finales de 2011, un fondo de maniobra negativo de cinco millones de euros. Lo que hizo expresar al auditor, Pedro Martínez-Aizpiri, dudas sobre la viabilidad de la compañía.

Las cuentas del pasado ejercicio se cerraron con unas pérdidas de 3,55 millones a las que hay que añadir otros 4,9 millones de 2010.

Parque de proveedores de Seat

El parque industrial se ubica en el término municipal de Abrera. Está ocupado en buena parte por proveedores de la cercana fábrica de Seat en Martorell (Barcelona).

CCM formalizó la operación prestaría a un tipo de euribor más 1,5 puntos. Faltaban por pagar 38,33 millones. El precio exacto de la operación es ha cifrado en 39.440.394 euros.

Prestamo de CCM

CCM, que tuvo que se nacionalizada por el Banco de España, finalmente fue adjudicada a CajaAstur. A su vez, esta integró sus activos en Liberbank (la fusión de Caja Astur, Caja Extremadura y Caja Cantabria).

El parque, de 70.000 m2, genera unos arrendamientos anuales superiores a los 2,6 millones lo que supone una rentabilidad aproximada de la inversión en los entornos del 6,5%. La ocupación ronda el 80%.

¿Quién es el empresario?

Martínez Herrero que tuvo muy buenas relaciones comerciales con Caja Castilla La Mancha (CCM). El empresario intentó acceder a la compra del aeropuerto de Ciudad Real con el apoyo de altos directivos de CCM Corporación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad