Los asesores de Mas reaccionan: 'minijobs' y fomento del capital riesgo

stop

INCENTIVACIÓN ECONÓMICA

El presidente de Abertis y del Carec, Salvador Alemany./EFE

03 de junio de 2013 (22:23 CET)

Contra la parálisis, reacción. Como complemento a una agenda política centrada en el derecho a decidir, políticas concretas a corto plazo para reactivar la economía. El Carec, el organismo económico asesor del President Artur Mas, quiere generar debate para que se tomen, cuanto antes, algunas medidas que puedan paliar la grave crisis económica.

Es cierto también que el organismo que preside Salvador Alemany, reacciona después de que, en su comparecencia en el Parlament, los distintos grupos con presencia en el hemiciclo le reclamaran que el Carec bajara a la arena política, con medidas microeconómicas.

Así, tras un informe sobre la situación financiera de España, y en el que se inclinaba por estudiar un posible rescate, el Carec ha presentado al Govern de Artur Mas un conjunto de propuestas que pasan, fundamentalmente, por fomentar el trabajo a tiempo parcial, con la inclusión de los minijobs, “con las limitaciones y condicionantes que se deberían arbitrar”. Considera el organismo económico que se podría facilitar, con ello, la ocupación de los jóvenes, y reconducir, en parte, la economía sumergida.

Modelo francés

Pero no hay ocupación sin empresas. Y, por tanto, el Carec busca cómo facilitar la creación de nuevos proyectos empresariales, desde la constatación de que la crisis ha castigado más a las compañías medianas.

La apuesta es seguir el modelo de Francia, con la ley del Autoemprendedor, que se basa en tres grandes pilares: la constitución de la empresa a través de una ventanilla única, por Internet y en tres minutos; el pago simplificado de impuestos y cotizaciones sociales y la protección del patrimonio personal del emprendedor.

Durante el 2012, en Francia, cada día 1.200 emprendedores se han acogido a este régimen, según indica el Carec, que es utilizado por el 66% de las nuevas empresas.

El dato que destaca el organismo económico es relevante: Hasta el 2008 el número de compañías creadas en Francia cada año era de unas 300 mil y a partir de 2009, con la nueva ley, el número supera las 550 mil.

Y, según un estudio reciente, el 58% de esos emprendedores, la mayoría de los cuales eran parados, habrían abandonado su proyecto de empresas si no hubieran podido aprovechar las ventajas de la nueva legislación.

Obra civil

También se defiende que se pongan en marcha incentivos al consumo, a partir de experiencias como la del Plan PIVE para el sector del automóvil, para diferentes sectores, primando el beneficio económico y social, por encima del impacto en un sector concreto.

Una de las actividades susceptibles de esas ayudas podría ser, como se indica en el documento del Carec, la de la construcción de obra civil. Ello aportaría un retorno a las administraciones, a través de impuestos, y se podría centrar en infraestructuras que mejoren la competitividad empresarial, como la eficiencia energética o la rehabilitación de viviendas.

'Business angels'

Pero el Carec ha querido esta vez incidir en la financiación no bancaria, en el fomento de otras figuras de financiación, como el private equity, los business angels, los préstamos participativos o el capital riesgo. Señala que no pasan del 5% los proyectos que obtienen financiación vía private equity.

En un momento de gran dificultad para las entidades financieras, buscar esas alternativas es crucial. Una fuente comunitaria señala que la Comisión Europea, precisamente, desea impulsar ese camino alternativo. Las diferencias con Estados Unidos son abismales. Si en Europa, sólo un 20% de la financiación de las empresas se obtiene a través de fuentes no bancarias, en Estados Unidos es justo al revés, un 80%. Para fomentar esas vías, el Carec propone desgravaciones fiscales.

También se reclama que se simplifique de obligaciones y de costes el Mercat Alternatiu Borsari (MAB) para que sea atractivo para las pymes.

Propuestas, por tanto, que incentiven la economía productiva, que ensanchen el terreno de juego del Govern de Artur Mas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad