Los emprendedores de Madrid necesitan un doble aval para acceder al crédito

stop

DIFICULTADES PARA EL EMPRENDIMIENTO

Asistentes al salón Mi Empresa, cita anual de emprendedores, en Madrid.

Madrid , 10 de agosto de 2015 (21:15 CET)

Es la historia sin fin. Antonieta Blanco y Kerry Matos llevan una peregrinación por entidades bancarias y las llamadas sociedades de garantías recíprocas, unos entes que, con la colaboración de las administraciones, ofrecen avales a los emprendedores. La pareja de jóvenes con experiencia en hostelería y repostería quiere levantar su propio negocio. Pero al presentar su proyecto, los bancos aseguran que están dispuestos a darles el crédito, siempre y cuando dispongan de un aval.

Dado que el matrimonio no cuenta con propiedades ni avales, el banco al que recurrieron, Cajamar, propuso solicitar un aval en Avalmadrid. Pero su sorpresa fue que la entidad, destinada a apoyar a pymes y autónomos, les exigió una garantía como requisito para otorgarles el aval. Es decir, necesitaban una propiedad, un piso o cualquier inversión que cubriera el riesgo de la operación. Exigían, a fin de cuentas, un contraaval.

"Nos pareció absurdo que nos pidieran eso, porque si tuviéramos aval, no recurriríamos a ellos para solicitarlo", explica la joven emprendedora. Avalmadrid asegura que son la primera entidad de garantías que otorga avales a los emprendedores españoles, pero reconoce que, en ocasiones, debe pedir garantías a quienes emprenden un nuevo proyecto. "Es lo mismo que hacen muchas entidades financieras", explican desde el ente.

Hostelería vetada

La pareja de emprendedores no pudo adherirse a Más que copas, una franquicia que se extiende con éxito en toda España por el precio accesible de la cerveza y los cubatas. La hostelería no parece vivir buenos momentos en las entidades financieras que siguen con el grifo del crédito cerrado para quienes no tengan el piso de algún familiar o alguna propiedad para dejar como aval.

José Fernández también acudió a la cacareada ayuda pública para poder impulsar un nuevo negocio. Se dirigió al programa Empréndelo promovido por la Comunidad de Madrid. Allí fue atendido por un joven consultor de Deloitte encargado de recomendar herramientas para el nuevo negocio y, sobre todo buscar el aval. Pero al final, todos fueron trabas y el emprendedor no pudo concretar nada. "No sé si las ayudas públicas benefician a alguien pero desde luego no conozco a nadie que haya podido conseguir un aval", explica el emprendedor.

Los requisitos

La mayoría de emprendedores también se quejan del duro embudo del ICO, el Instituto de Crédito Oficial que reparte dinero a través de las entidades financieras, a pesar de que el Gobierno de Mariano Rajoy no deja de celebrar las crecientes cifras aumento del crédito. El ICO cuenta con la figura del "facilitador financiero", encargado de procesar las solicitudes de pymes y emprendedores, pero los emprendedores que han fracaso en el intento ya lo llaman "el dificultador financiero".

Avalmadrid solicita un requisito para todos los que pidan avales para sus proyectos. Deben contar al menos con el 25% del dinero necesario para la iniciar el negocio. La entidad no dejar de presentar nuevas líneas financieras para pymes y autónomos pero los necesitados de dinero se siguen quejando que ni el crédito ni las facilidades fluyen. Emprender con dinero ajeno parece misión casi imposible.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad