Los fondos se forran en Euskaltel y dejan paso a que otros lo hagan

stop

CAMBIO DE MANOS EN LA OPERADORA VASCA

El equipo de Euskaltel tras la Vuelta a España 2013.

desde Madrid, 03 de julio de 2015 (13:41 CET)

Negocio redondo para los fondos de inversión Trilantic e Investindustrial en Euskaltel. El antiguo vehículo inversor de Lehman Brothers y la familia italiana de los Bonomi aprovecharon en diciembre 2012 para entrar en la operadora vasca y hacerse con el 48% su capital por 230 millones de euros.

Y acaban de salir tras vender por 578 millones su participación en la Oferta de Pública de Venta (OPV) que pone en bolsa a la empresa vasca de telecomunicaciones. A esta cantidad hay que unir otros 100 millones que se embolsaron como dividendo extraordinario previo a la colocación bursátil.

Kutxabank e Iberdrola

Además de los casi 61 millones de acciones vendidos por los dos fondos, la OPV, hasta completar el 63,5% del capital, también ha permitido que Iberdrola saliese definitivamente de Euskaltel, tras vender el 2% que tenía, y que Kutxabank se deshiciese de una participación del 13% sobre el 50% que poseía, embolsándose más de 210 millones de euros.

No obstante, la entidad financiera presidida por Gregorio Villalabeitia, reducirá finalmente al 30% el capital que atesore en Euskaltel si los dos bancos coordinadores de la OPV (JP Morgan y UBS) deciden ejercer la opción de compra de acciones (green shoe) sobre el 6% que les corresponde.

Bonus millonario

Tampoco han salido descalzos tras el éxito de la colocación bursátil el presidente de Euskaltel, Alberto García Erauzkin, y los 25 directivos de la operadora. Se han repartido un bonus de 44 millones de euros brutos que, tras los descuentos de la Hacienda vasca, se redujeron a un neto de 22 millones.

Se quedaron con 10 millones y decidieron comprar acciones por valor de 12,53 millones de euros para hacerse con el 1% de la empresa. También los 325 empleados controlarán el 0,3% tras recibir acciones por un valor bruto de 3,6 millones de euros.

Los March y nuevos fondos

Los 80 millones de acciones ofrecidos en la OPV fueron comprados sin ningún problema. De momento, solo uno de los inversores, la familia March ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el movimiento.

Lo hizo el pasado jueves, ratificando el hecho relevante previo de que había adquirido 10,15 millones de acciones de Euskaltel, representativas del 8,02% del capital, por un precio de 96,4 millones de euros. La operación ha sido realizada por la familia March a través de Alba Europe SARL, sociedad luxemburguesa propiedad al 100% de Corporación Financiera Alba.

Habrá que esperar a que en los próximos días se retraten los inversores que han adquirido los 70 millones de acciones restantes. Entre ellos se encuentran Blackrock, Franklin Mutual, Artemis, York Capital, el Gobierno de Singapur, el financiero norteamericano George Soros, Blue Mountain, Harvard University, Pelham, Millennium y el banco de negocios Lazard.

Rentabilizar 800 millones

Todos estos fondos y bancos de inversión tratarán, a partir de ahora, que los casi 800 millones de euros aportados supongan unos retornos tan rápidos y suculentos como los logrados por Trilantic e Investindustrial en dos años y medio.

No será fácil. Ahora el negocio está mucho más ajustado y atomizado que cuando ambos fondos desembarcaron en 2012 en Euskaltel. Entonces, cubriero una ampliación de capital de 68 millones, destinada a la adquisición de la red troncal de fibra óptica que el Gobierno vasco había cedido a la operadora en régimen de alquiler. Y después, hasta alcanzar el 48,1% del capital, compraron la participación de la cooperativa Mondragón, la eléctrica Endesa y el Gobierno vasco.

Las acciones de Euskaltel debutaban en el parqué el pasado miércoles 1 de julio a un precio de 10,315 euros, un 8,5% por encima de los 9,5 euros a los que fijó el precio para su salida a Bolsa, y cerraba la semana en el entorno de los 10,2 euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad