Una de las carreteras catalanas gestionadas por la concesionaria Cedinsa.

Los Miarnau y los Carbonell revientan la junta de Cedinsa

stop

La junta de accionistas Cedinsa fijada para encaminar la venta se suspende debido a la guerra abierta entre los Miarnau (Comsa) y los Carbonell (Copcisa)

Barcelona, 05 de abril de 2018 (04:55 CET)

En esta ocasión no acabaron lanzándose los platos por la cabeza, pero porque no existió la oportunidad. Convocada para el día 4 de abril, la enésima junta para firmar la venta de Cedinsa se suspendió debido a la batalla accionarial que mantienen los Miarnau, propietarios de Comsa, y los Carbonell, dueños de Copcisa. La transacción de la compañía, prevista para el pasado mes de enero, se tambalea ahora.

Fuentes vinculadas a la concesionaria explican a Economía Digital que es “prácticamente imposible” que la junta se celebre el día 5 de abril en segunda convocatoria. El orden del día quedó totalmente desfasado después de que el enfrentamiento entre Comsa (22%) y Copcisa (22%) se encaminara hacia los juzgados. Mientras, FCC (34%) y Copisa (22%) quedan sin margen de maniobra, atrapados en el fuego cruzado existente en la cúpula de la concesionaria de carreteras.

El pasado enero, Copcisa anunció su intención de ejecutar su opción de compra preferencial del paquete de Comsa. La intención, sumar el 44% de la propiedad y venderla a Meridiam –el mismo comprador con el que llegaron un acuerdo FCC y Copisa– con tal de pagar la deuda que acarrea con los bancos.

Comsa frena por ahora a Copcisa: "ya han caducado sus derechos preferenciales sobre Cedinsa"

No obstante, Comsa tenía un preacuerdo con el fondo de inversión Mirova en el marco de una operación superior, que afectaba a otras concesiones de su red. Con el asalto, los Miarnau veían frustrada la transacción, exigida por las entidades en la última refinanciación del pasivo.

Así, tras intentar, en vano, comprar el paquete de FCC, boicoteó los trámites de los Carbonell para hacerse con sus acciones. Tal y como avanzó este medio, el pasado mes de marzo argumentó que el derecho preferencial había caducado al ser sólo de 60 días. 

“Sostienen que ya han pasado los dos meses que marcan los estatutos para ejecutar el derecho preferencial de compra”, explican otras voces. La respuesta de los Carbonell: enconar todavía más en conflicto. “Si no se ha ejecutado ha sido porque Comsa ha boicoteado la operación tanto como ha podido”, contestan.

FCC y Copisa lo intentaron

A pesar de la guerra entre ambas sagas catalanas, FCC y Copisa trataron de mantener la normalidad. En un consejo de administración celebrado el lunes 19 de marzo aprobaron que llevarían la dimisión de todos sus consejeros a la junta del 4 de abril. 

Con el acuerdo ya cerrado con Meridiam, el movimiento buscaba apurar las últimas opciones de finiquitar la venta tal y como estaba prevista ante del estallido del conflicto. No obstante, las mismas fuentes ya asumían hace semanas que lo más probable era que los puntos incluidos en el orden del día que atañían a la dimisión de los representantes de ambas empresas no se votaran o se retiraran del orden del día.

En la agenda del encuentro también quedaba recogida la posibilidad de deliberar sobre la “transmisión de las acciones” de la sociedad. 

Entre las distintas concesiones de Cedinsa se encuentra el Eix Transversal, el Eix del Llobregat, el Eix del Ter y el Eix d'Aro.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad