Los pasajeros internacionales del Prat crecen a pesar del colapso de Spanair

stop

Destaca el crecimiento de los mercados de América Latina y Oriente Medio. El aeródromo catalán creció en enero el 8%

Aeropuerto de El Prat Barcelona

13 de febrero de 2012 (16:15 CET)

El colapso de Spanair, la aerolínea que sus promotores defendían como la única capaz de convertir al aeropuerto de Barcelona en un nodo de conexiones (hub), no ha afectado al tráfico de pasajeros internacionales, que, al contrario, ha seguido creciendo.

En enero, mes del cierre de la aerolínea catalana, este tipo de viajeros se incrementó el 11,1% debido, sobre todo, a los vuelos procedentes de América Latina ( 72,8%) y de Oriente Medio ( 63,61%). El tráfico internacional, descontando las rutas en la Unión Europea, se incrementó el 9,2%.

En términos generales, el aeropuerto de Barcelona-El Prat creció un 8%. Es decir, 2.164.075 pasajeros utilizaron el aeródromo. El tráfico, sin embargo cayó. Ese mes se realizaron prácticamente 21.000 operaciones, un descenso del 4%. Los usos logísticos del aeropuerto también descendieron contra el mismo periodo de 2011. En El Prat se gestionaron 7,1 toneladas de mercancias: el 7,8% menos.

Girona, en caída libre

A lo largo de enero, las instalaciones de Girona-Costa Brava registraron poco más de 88.000 viajeros. El uso de este aeródromo se ha despeñado el 53,6% a pesar de que Ryanair y la Generalitat ya han firmado la paz gracias a un convenio que incluye subvenciones de prácticamente seis millones al año. El número de operaciones cayó ese mismo mes el 32%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad