Los problemas de movilidad, la gran amenaza a una semana del MWC

stop

Colau se muestra "confiada" en llegar a un acuerdo que evite la huelga en metro y bus; mientras Jordi Baiget, conseller d'Empresa, ya habla de unos servicios mínimos "de interés general" en los paros de los Ferrocarrils de la Generalitat

Pablo Jiménez

Serrallonga (Fira), John Hoffman (GSMA), Calvo-Sotelo (Gobierno de España), Ada Colau, el conseller de Empresa, Jordi Baiget y Aleix Valls (MWCB), tras la rueda de prensa / EFE
Serrallonga (Fira), John Hoffman (GSMA), Calvo-Sotelo (Gobierno de España), Ada Colau, el conseller de Empresa, Jordi Baiget y Aleix Valls (MWCB), tras la rueda de prensa / EFE

Barcelona, 15 de febrero de 2016 (16:00 CET)

La amenaza de tres huelgas simultáneas sobrevuela el Mobile World Congress (MWC) a una semana del inicio de la gran feria de los móviles. Aun así, desde las administraciones implicadas tratan de ofrecer una imagen de calma. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha mostrado este lunes "confiada" en llegar a un acuerdo con los trabajadores de TMB --que han convocado paros tanto en los buses como en el metro de la ciudad-- antes del pistoletazo de salida, que tendrá lugar el próximo lunes 22.

De la misma manera se ha expresado Jordi Baiget, nuevo conseller d'Empresa del Govern, y responsable último de la gestión de los ferrocarriles catalanes (FGC), en los que se prevén paros durante los cuatro días que dura el evento (22, 23, 24 y 25) en horario de mañana (7.30 a 10.30) y tarde (17.30 a 20.30).

A ambos conflictos hay que sumar el de los trabajadores de Adif, gestora de los trenes de Cercanías Renfe, que pararán parcialmente tres días (22, 23 y 25) durante la feria.

El estreno de la L9 del metro

La cuestión de la movilidad ha estado muy presente durante la rueda de prensa organizada por la Mobile World Capital, la fundación bajo la que se integra el congreso de los móviles, y en la que han participado representantes de los cuatro patronos públicos del organismo, el Ayuntamiento, la Generalitat, Fira de Barcelona y el Ministerio de Industria, a través del secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo-Sotelo.

Todas las autoridades presentes se han felicitado de la llegada de la línea 9 de metro hasta el recinto de la Fira. Una infraestructura inaugurada in extremis para el congreso y que había sido solicitada por GSMA, organizadora del evento, para la prolongación del contrato hasta 2023. Esta novedad se ve ahora amenazada por los paros que sus trabajadores han convocado para los días 22 y 24.  

"La huelga no es buena"

Durante su intervención, Colau ha asegurado que la "huelga no es buena para nadie; ni para el congreso, ni la ciudad, ni los trabajadores". Y ha ofrecido desde el consistorio "toda la voluntad para un acuerdo". Por su parte, Baiget ha afirmado que se negociará "intensamente", pero que, en caso de falta de acuerdo, se pondrán en marcha unos servicios mínimos "en función del interés general". 

88 empresas catalanas

Baiget ha detallado también la representación empresarial que tendrá Cataluña durante el Congreso. 88 empresas, "dos o tres menos que el pasado año", repartidas en los stands de los que dispondrán el Govern catalán, el ejecutivo español (ambos separados) y las 16 firmas con stand propio dentro del recinto de la Fira.  

Por su parte, el pabellón del Gobierno español acogerá 60 empresas del sector tecnológico, 12 de ellas catalanas.

Dispositivo de seguridad

La seguridad es otro de los temas candentes de cara a esta nueva edición del MWC. El representante de la Generalitat no ha revelado este lunes el número de agentes que se movilizarán con motivo de este evento y se ha limitado a hablar de un "dispositivo especial" centrado en la "prevención", para hacer frente a la amenaza terrorista bajo la que vive Europa desde hace meses. 

Baiget ha asegurado que este martes tendrá lugar una reunión entre el Ayuntamiento y la conselleria de Interior, para definir los detalles de este dispositivo. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad