Los productos de Grífols llegan al banco de sangre de Shangai

stop

La compañía catalana de hemoderivados firma un acuerdo de colaboración para promover la investigación del genotipado sanguíneo

Víctor Grífols en Esade

18 de mayo de 2012 (11:13 CET)

Grífols, la tercera compañía de hemoderivados mundial con sede en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), ha anunciado este viernes la firma de un acuerdo de colaboración con el banco de sangre de Shangai (China) para promover la investigación del genotipado sanguíneo, el primer proyecto de este tipo que se va a desarrollar en el país.

En un comunicado, la compañía catalana ha anunciado que la institución usará uno de los test genéticos de la multinacional, BLOODchip, en los estudios que realice sobre la compatibilidad transfusional. Un test de biología molecular que facilita la disponibilidad de unidades de sangre.

El pacto se firmó el pasado 8 de mayo por el presidente y consejero delegado de la empresa, Víctor Grífols, en un viaje a China junto a directivos.

Mercado chino


Grífols da un impulso en el mercado asiático con la firma de este pacto. Las ventas en China en 2011 incrementaron el 30%, fundamentalmente por la comercialización de uno de los derivados plasmáticos que produce la compañía, la albúmina, y por el negocio de la división en medicina transfusional.

Precisamente, el segmento que se refuerza con el pacto con el banco de sangre de Shangai. Es una de las instituciones más relevantes de China en el área de la transfusión sanguínea y da servicio a una población de referencia de más de 20 millones de personas. Recibe más de 300.000 donaciones anuales, una cifra muy importante.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad