Los Pujol y los Tarragó prolongan la batalla laboral

stop

BATALLA FAMILIAR EN FICOSA

Xavier Pujol, Josep Maria Pujol y Josep Maria Tarragó

07 de marzo de 2012 (21:34 CET)

El enfrentamiento entre las dos familias que controlan la multinacional Ficosa continúa en el tribunal laboral. Los Tarragó y los Pujol, primos hermanos, han recorrido las dos sentencias que emitió la titular del juzgado de instrucción número 9 de Barcelona, la juez María José Gómez Aguilar, a finales de febrero.

Según los documentos a los que ha tenido acceso Economía Digital, la magistrada dictaminó que la corrección en el despido de Josep Maria Tarragó se tiene que discutir en un juzgado mercantil. Estima que está demostrado que desempeñaba un cargo ejecutivo, por lo que un juzgado de instrucción no se puede pronunciar sobre la idoneidad de su salida de la compañía. Precisamente lo contrario que su hermano Jorge Tarragó, que también fue despedido de Ficosa por los Pujol el pasado 27 de julio. Gómez Aguilar obliga a readmitir al ingeniero en la multinacional o a indemnizarle.

Los Tarragó han recurrido la primera sentencia y los Pujol la segunda, previa presentación de un aval al juzgado de Barcelona que cubre la indemnización que debería recibir Jorge Tarragó. Una vez más, los portavoces del actual consejero delegado de Ficosa, Xavier Pujol, han declinado hablar sobre el movimiento legal de la familia. Según fuentes del sector, la nueva resolución judicial llegará en verano.

Un Tarragó en el comité de empresa

Por otro lado, Gabriel Tarragó es uno de los nuevos delegados sindicales de Ficosa Internacional en representación de Usoc. Fuentes cercanas a la familia, han explicado a ED que sus compañeros le propusieron ejercer el cargo y él aceptó. De hecho, recibió el 100% de los votos a favor en la elección. Los mismos interlocutores niegan que la afiliación a USOC esté relacionada con la batalla familiar con sus primos.

Gabriel Tarragó es el director de Servicios de Sistemas de Información de Ficosa Internacional. Su familia defiende que este cargo está muy alejado de las grandes decisiones estratégicas del grupo.

Entra en el sindicato en un momento de máxima actividad en la representación laboral del grupo, ya que los Pujol han presentado un expediente de regulación temporal que afectará a 1.500 trabajadores de los 1.700 que tiene Ficosa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad