Los resultados hunden a Almirall en bolsa

stop

La farmacéutica cae más de un 4% en bolsa tras anunciar que facturó un 11,7% más en 2016 pero ganó un 42,7% menos

Jorge Gallardo, presidente de Almirall, en una imagen de archivo.

Barcelona, 27 de febrero de 2017 (12:24 CET)

Almirall cerró 2016 con una facturación de 859,3 millones de euros, un 11,7% más que en 2015, según comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El ebitda creció un 10,6%, hasta los 227,6 millones, pero el resultado neto sufrió una caída del 42,7%, hasta los 75,5 millones, por la ausencia de extraordinarios.  

La farmacéutica catalana subrayó que, con datos comparables, el beneficio creció un 0,6%, hasta los 83 millones de euros. Sin embargo, estas cuentas no convencieron a los analistas. Al contrario: Almirall se convirtió este lunes en el farolillo rojo del mercado continuo y sus acciones bajaban más del 4% en bolsa al mediodía, llegando a cotizar por debajo de los 15 euros.  

Los resultados decepcionaron a unos mercados que esperaban algo más de la compañía presidida por Jorge Gallardo. Por un lado, no preveían una caída tan importante del resultado neto, que repercutirá negativamente en el dividendo, que será de 0,19 euros por acción. Por otro, las ventas crecieron menos de lo que el consenso de los mercados preveía, según explicó Joan Prat, asesor de GVC Gaesco.

Los analistas también penalizaron el incremento de los gastos de Almirall, que estuvo por encima de lo que crecieron sus ingresos. Los gastos generales se dispararon un 14,3%, hasta los 404,8 millones de euros. También se aumentó el gasto dedicado a I D, un 48%, hasta los 98,3 millones, pero los analistas consideran que no se ha rentabilizado este incremento.  

Pese a que no son los resultados que los mercados esperaban, los analistas confían en que las inversiones que está haciendo la farmacéutica, tanto en I D como en nuevos productos y en su área de dermatología, se rentabilicen en este ejercicio.  

En la presentación de sus resultados, Almirall destacó que el área de dermatología, por la que ha apostado en los últimos años con compras como la de Poli Group, creció un 32% en 2016 y ya representa el 51% de las ventas de la compañía,  ocho puntos más que en 2015.

Por mercados, el negocio de la farmacéutica de los Gallardo creció un 17,3% en Europa; un 25% en Norteamérica y un 43% en otros países. La cruz fue España, su primer mercado, en el que las ventas bajaron un 12,4%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad