Los sindicatos de metro y bus fuerzan el pulso con Colau

stop

Los conductores de autobuses de Barcelona anuncian nuevas paros entre los días 15 y 19 de febrero

Uno de los buses de la flota de TMB, en Barcelona / EFE

Barcelona, 03 de febrero de 2016 (19:55 CET)

Los trabajadores del metro y de los autobuses de Barcelona no están contentos con las condiciones laborales que desde el Ayuntamiento les impone la alcaldesa Ada Colau. Quieren mejoras salariales y van a exigirlas a través de un arma contundente, la huelga.

Los conductores de autobús han dejado de trabajar este miércoles entre las 10.00 y las 16.00 horas. El paro ha tenido un seguimiento del 85%, según la CGT, uno de los sindicatos convocantes junto a Actub, Cos, Usoc, PSA, CNT y BS.

Recuperar el poder adquisitivo

Lo que quieren los trabajadores de los buses de Barcelona, que están sin convenio desde el 1 de enero de 2015, es recuperar el poder adquisitivo que perdieron con la crisis y los recortes. No demandan una subida salarial concreta, pues están dispuestos a negociar, según explica Saturnino Mercader, delegado de CGT en el área de autobuses de TMB.

Para los sindicatos convocantes, la empresa lo tiene muy fácil si quiere conceder esa subida de sueldo, ya que hay 260 empleados que están fuera de convenio y gozan de prebendas, como el disponer de seguros médicos privados, que oscilan entre el 16% y el 30% de su salario.

Privilegios fuera de convenio

Los convocantes exigen a la empresa que retire esos privilegios y los distribuya entre toda la plantilla para que los conductores puedan recuperar su antigua capacidad económica. Este miércoles por la tarde, se han reunido en asamblea y han decidido que, si no obtienen respuesta de TMB, realizarán nuevos paros.

En concreto, han acordado hacer huelgas parciales durante cinco días, del 15 al 19 de febrero. Serán paros de dos horas por turno, lo que equivale a seis horas al día. El jueves, se reunirán de nuevo y decidirán si también convocan huelga coincidiendo con la celebración del Mobile World Congres entre el 22 y el 25 de febrero.   

Huelga de metro para el Mobile

Se sumarán así a los trabajadores del metro que tienen previsto ir a la huelga los días 22 y 24 de febrero coincidiendo con esta importante cita ferial. Los empleados del metro de Barcelona ya realizaron un paro el martes entre las 10.00 y las 15.00 horas que, según los sindicatos, fue seguido por el 100% de la plantilla.

Lo que reclaman los conductores de metro, que también negocian su nuevo convenio, es un alza salarial. También quieren que se regularice la situación de unos 300 empleados que se encuentran en situación de precariedad y exigen a la empresa que haga públicos los sueldos de los directivos que se mantienen en secreto, pero se sospechan "astronómicos".

Sin acuerdo con Colau

El martes, se reunieron con la concejal responsable de TMB, Mercedes Vidal, pero no llegaron a ningún acuerdo. El próximo día 10 tienen una cita en el Departament de Treball para realizar un acto de mediación, pero intuyen que las negociaciones no avanzarán, según indica Carlos González de UGT.

Los sindicatos esperaban que con la llegada de Colau su situación laboral mejoraría dada la sintonía de la alcaldesa con la clase trabajadora. Pero ahora esa ilusión se ha desvanecido. "No tenemos más sintonía con Colau que con Xavier Trias. Al revés, Colau ha introducido nuevos temas de disputa al plantear el tranvía por la Diagonal, puesto que se construirá con dinero público, pero lo explotará una empresa privada", explica Mercader.

La empresa, con espíritu constructivo 

TMB ha difundido una nota de prensa este miércoles en la que cuantifica en un 25% el seguimiento de la huelga de autobuses por parte de la plantilla y en un 41% por parte de los conductores. La empresa se "reafirma" en su voluntad "de continuar la negociación del convenio con espíritu constructivo y flexibilidad".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad