Los sindicatos denuncian la arbitrariedad de los 'ERE públicos'

stop

Los funcionarios mantendrán su puesto ya que el nuevo reglamento sólo afectará al personal contratado

La manifestación de funcionarios por las calles de Madrid

07 de agosto de 2012 (18:46 CET)

El real decreto que regulará los despidos colectivos del personal de las administraciones públicas sólo afectará a un millón de profesionales contratados con el sistema laboral clásico, por lo que más de dos millones de funcionarios en España continuarán reteniendo el puesto toda la vida.

El borrador elaborado por el Gobierno contempla que cuando el presupuesto público de una administración se reduzca en más de un 10% puedan orquestarse expedientes de regulación de empleo (ERE) en los organismos y empresas públicas que dependan de esas cuentas disminuidas.

El colectivo afectado lo forman 700.000 profesionales contratados por las administraciones y otros 300.00 que trabajan para empresas públicas, según la última Encuesta de Población Activa (EPA).

Arbitrariedad

Esta medida es “discriminatoria” para los sindicatos. “El empleado público es único, compuesto por personal laboral y funcionarios, y habrá de determinarse, a menos que se quiera incurrir en arbitrariedad qué puestos de trabajo, no qué régimen jurídico, son los innecesarios”, denuncián al unísono CCOO y UGT.

Ambas organizaciones remitieron las alegaciones al proyecto que recibieron el 27 de julio.

Juez y parte

"La Administración será juez y parte", revela el principal sindicato de funcionarios, CSI-F, quien rechaza que "se pueda llevar a cabo un ERE en la Administración, cuando la disminución del presupuesto depende de ella", recoge Servimedia.

En este sentido, los sindicatos denuncian también la "indefensión" del personal laboral ya que el reglamento no deja capacidad de negociación a los afectados, a diferencia de lo que ocurre en el sector privado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad