Louis Vuitton vende el 25% del capital que controla en Textil Lonia

stop

Los hermanos de Adolfo Domínguez ejercerán su derecho de adquisición preferente para controlar todo el grupo, propietario de Carolina Herrera y Purificación García

Tienda de Carolina Herrera, cuya ropa es confeccionada en Textil Lonia

15 de julio de 2014 (10:05 CET)

Nuevos aires en Pereiro de Aguiar, donde los hermanos Domínguez, a excepción de Adolfo, tienen la base de operaciones de Sociedad Textil Lonia SA. Josefina, Francisco y, en menor medida, Jesús, dirán en breve adiós su socio histórico, el grupo francés LVMH, que controla el 25% del capital la compañía ourensana.

El grupo LVMH, propietario de marcas como Louis Vuitton o Loewe, se desprenderá de su participación, operación que ya ha sido comunicada al consejo de administración de Sociedad Textil Lonia y que se someterá a la junta general de accionistas, a celebrar el próximo 18 de agosto. Todo parece indicar que el grupo de los hermanos de Adolfo Domínguez ejercerá su derecho de adquisición preferente sobre ese paquete del 25% que LVMH tiene en el capital de Lonia.

La operación

La participación del grupo francés en la propietaria de marcas como Carolina Herrera y Purificación García se articulaba desde hace años a través de la firma de inversión Sofidiv. Entre 2012 y 2013 el paquete del 25% en manos del grupo francés permaneció invariable. LVMH era hasta ahora un socio estable del grupo gallego.

Además del  “examen por los accionistas de Lonia de la comunicación de Sofidiv sobre la venta de su paquete de acciones”, según figura en la convocatoria, la junta general convocada para agosto tiene otro punto del día clave. Y es que se someterá a la junta el “ejercicio, en su caso, por parte de los accionistas o de la sociedad de su derecho de adquisición preferente, según las previsiones del art. 9.4 de los estatutos sociales, sobre las acciones puestas a la venta”.

Textil Lonia, presidida por Josefina Domínguez y cuyo consejero delegado es Francisco Javier, otro de los hermanos de Adolfo, se ha convertido en todo un referente en el mundo de la moda desde que los hermanos decidieron separar sus caminos. Sus ventas superaron en 2012 los 231 millones de euros, con un beneficio de 37,6 millones. La presencia internacional del grupo, y el modelo multimarca, han sido una de las claves de su éxito.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad