stop

Mc Donald’s adquiere mansiones de 150 años en EEUU y las reconvierte para sus restaurantes. Eso sí: tienen que conservar su estética exterior e interior

Juan Pedro Chuet-Missé

La elegante casa Gore, en Freeport (estado de Maine, EEUU), mantiene la estética victoriana pese a acoger un Mc Donald's. Foto: Business Insider.

Barcelona, 13 de julio de 2017 (16:45 CET)

Freeport, en Maine, es una de esas ciudades de la costa del noreste de Estados Unidos que parecen detenidas en el tiempo. Sus casas victorianas, edificadas en los años de bonanza económica previos a la Guerra de Secesión, fueron construidas por capitanes de barco y empresarios de la marina mercante que se enriquecieron con el comercio de ultramar.

Una de estas casas históricas, Gore House, fue construida en 1850 por William Gore, un importante comerciante de Freeport. Y allí se asentó Mc Donald’s, que ha reconvertido la elegante mansión en uno de sus restaurantes más llamativos de los 36.258 locales que tiene distribuidos en el mundo (de ellos, 14.339 se encuentran en EEUU).

Que la cadena de comida rápida abra sus puertas en la casa Gore dividió a los 6.200 vecinos de Freeport, que no querían saber nada que en el elegante barrio histórico –abundante en tiendas de diseño y caros artesanos textiles y de joyería- haya un local de venta de hamburguesas, patatas y refrescos.

Pero el poder de Mc Donald’s es muy grande. Y concretó la compra, pero a cambio de mantener la estética de la fachada exterior, y con un delicado equilibrio en su interior para conservar el espíritu victoriano pero que sea funcional a la organización del restaurante.

Mc Donald's de Freeport, Maine
Mc Donald's de Freeport, Maine

Mc Donald’s pudo comprar la casa Gore, en Maine, a cambio mantener la estética victoriana de la residencia

Cuando se entra en el local, no se tiene la sensación de estar en un Mc Donald’s: la habitual decoración con el tono rojo corporativo y los colores claros fue reemplazada por la madera más oscura de las sillas y las paredes. Hay, como en muchos locales, un sector para los que piden comida desde el coche, el ‘drive-thru’, pero su presencia es discreta, sin grandes carteles que lo anuncien, casi escondido al público. Para evitar las críticas de los vecinos, en el exterior no hay ninguna figura del payaso Ronald Mc Donald con su pelo rojo y su traje de amarillo estridente.

Interior del Mc Donald's de Freeport
Interior del Mc Donald's de Freeport

Estilo georgiano en Nueva York

Este no es el único local de la cadena instalado en edificios coloniales de Estados Unidos. En la calle Jericho Turnpike 2045, en la ciudad de North Hempstead, (estado de Nueva York), Mc Donald’s se encuentra en la casa Denton, una mansión de estilo georgiano construida en 1860, sobre los pilares de una antigua casa rural.

En un principio, cuando Mc Donald’s compró la propiedad en 1985, se propuso demolerla para levantar un local según sus estilo de edificación. Pero la firme oposición del gobierno local de North Hempstead y de los vecinos del barrio de New Hyde Park le obligaron a dar marcha atrás y emprender una renovación pero bajo los parámetros de la última rehabilitación, que databa de 1926. Los trabajos de refacción incluyeron la instalación de nuevas ventanas de estilo histórico, mientras que se mantuvo la ornamentación, las chimeneas, las vigas expuestas y la escalera señorial que conduce a la planta superior.

Mc Donald's de Hyde Park, Nueva York

Mc Donald's de Hyde Park, Nueva York

En Ohio, más exactamente en la población de Independence, Mc Donald’s cuenta con un fastuoso restaurante en una gigantesca residencia de estilo neoclásico, con arañas de hierro como lámpara, grandes ventanales de vidrio y techos sostenidos por columnas. No hay referencias del pasado histórico de este edificio, pero lo más probable es que haya sido un banco en otros tiempos.

Mc Donald's de Independence, Ohio
Mc Donald's de Independence, Ohio

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad