Las neveras de los supermercados son el lugar en el que se encuentran los helados.

Mercadona contra Lidl: la batalla del helado entra en el supermercado

stop

Los grandes supermercados optan por fabricantes españoles mientras que otros iconos del sector descartan entrar en el segmento de la marca blanca

Barcelona, 29 de mayo de 2019 (13:37 CET)

Con la llegada del verano, el helado se convierte en un habitante habitual en los congeladores de los españoles. Los hay de decenas de sabores y diferentes texturas, pero cada vez son más los que recurren a las grandes tarrinas, con el ahorro que ello supone. Además, la creciente competencia en el sector, liderado por Mercadona y Lidl, hace que las propuestas sean cada vez más gustosas.

Mercadona tiene clara su apuesta por la marca blanca. Los helados Hacendado llevan el sello del Grupo Alacant, propiedad de 35 maestros heladores de la región, y están fabricados en la localidad alicantina de San Vicente del Raspeig. Suyo es el sello tanto de la gama media como la premium.

Lidl y El Corte Inglés apuestan por helados españoles

Pero para hacer frente a toda la demanda, la cadena valenciana también trabaja de la mano de Helados Estiu, también valenciana. La compañía elabora los conos y los sándwiches helados que la empresa presidida por Juan Roig tiene en sus congeladores.

Mientras, Lidl se encomienda a una marca catalana para sus helados. Aunque de reminiscencias italianas, los helados Farggi están elaborados por el conglomerado español Farga. Así, bajo el emblema Gelatelli, la firma produce estos dulces para la cadena alemana para su línea gourmet.

También de origen español es el fabricante de los helados de marca blanca de El Corte Inglés. De este modo, los grandes almacenes confían en la compañía Crestas La Galeta, la sociedad popularmente conocida como Helados Somosierra. Con sede en Madrid, puede repartir por todos los centros comerciales del país desde su epicentro.

Alternativas a los helados tradicionales

Aquellos a los que no les convenza la opción de comprar un helado en el supermercado tienen la opción de fabricárselo en casa. Una herramienta útil es la heladera eléctrica que Lidl vende por 19,99 euros. Disponible en color verde y lila, tiene una potencia de 12 W y todas sus partes pueden limpiarse en el lavavajillas. Además, viene con un libreto de recetas.​

Y para los amantes más puros de este dulce, siempre les quedará acudir a una heladería. Una de las que más renombre tiene en España, La Jijonenca, avisó hace dos semanas que a pesar de las propuestas recibidas no tienen pensado empezar a trabajar con otras compañías para producir su marca blanca.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad