Microsoft regresa a la vanguardia tecnológica con Cortana, la rival inteligente de Siri

stop

NUEVO ASISTENTE VIRTUAL

Cortana, asistente virtual de Windows 10.

Madrid , 16 de agosto de 2015 (20:42 CET)

Desde el lanzamiento de Windows 95, Microsoft no había liderado el camino de la innovación en la industria tecnológica, pero 20 años después de la presentación del sistema operativo que sorprendió al mundo por la facilidad de uso de las ventanas, la compañía de Bill Gates vuelve a marcar la pauta. Esta vez no es con un producto innovador, porque Apple y Google ya llevan recorrido con las asistentes virtuales, pero Cortana, incorporado en el nuevo sistema operativo Windows 10, comienza a sorprender. 

Cortana tiene la capacidad de agendar una cita en el calendario, mandar un correo electrónico y programar un despertador o varias alarmas para el próximo día. Lo sorprendente no es que haga todo eso, sino que además lo hace bien.

Tras dos años de desarrollo, el equipo de Microsoft parece convencer al mercado sobre la eficiencia de esta especie secretaria al servicio del usuario para ayudarlo a organizar su vida. Al igual que Siri, de Apple y que el asistente de Google, Cortana puede buscar buenos restaurantes cerca de casa, tiene la capacidad de hacer recomendaciones de películas o actividades culturales y hasta puede recordar los temas de conversación pendientes con un contacto antes de llamarlo. 

Cortana es el personaje del exitoso videojuego Halo y ha sido reinventada para sus nuevas funciones dentro de Windows 10. 

La máquina que adivina 

El producto parece más perspicaz que sus competidores. "Cortana, recomiéndame el mejor restaurante para comer esta noche cerca de casa", puede ser una de las órdenes más comunes para el asistente. Pero Cortana no dará una lista interminable de opciones, sino que es posible que solo recomiende uno. Habrá sido elegido por las opiniones de los otros usuarios y por la cercanía. Y no sólo su capacidad queda allí. A partir de ese momento, el usuario puede mantener una conversación muy natural y humana. "Ok, dime cómo llegar". Entonces el sistema entenderá que se trata del restaurante sin necesidad de que el usuario tenga que volverlo a mencionar.

Cortana no sólo puede responder a la pregunta "¿qué tiempo hace hoy?" sino también es capaz de contestar preguntas más complejas para una máquina. "¿Es necesario que lleve chaqueta hoy?". La máquina contesta sin dudarlo: "No, no es necesario".

El equipo de Microsoft no sólo creó un asistente eficiente sino que también le ha otorgado una personalidad. Puede hacer chistes, cantar o incluso captar las ironías de su usuario. A la pregunta de "¿te quieres casar conmigo?", la máquina responde: "Además de una serie de obstáculos, no creo que el Tribunal Constitucional lo avalara".

Discreción 

Cortana va aprendiendo del usuario en función de sus gustos y su estilo de vida. Con esta información, es capaz de ofrecer un servicio más humano. Por el lugar donde duerme, la máquina sabe cuál es la casa de su jefe virtual y también la dirección de su trabajo. Así, puede dar una respuesta eficiente cuando reciba una solicitud del tipo: "Llévame a casa por el camino más rápido".

Como cualquier asistente, también tiene un ordenador. Allí almacena toda la información que va obteniendo del usuario. Y esta característica permite al dueño del sistema decidir qué datos sensible debe borrar. Así, todo lo que sepa Cortana está bajo el control del usuario. Como una buena asistente en la vida real, también debe ser discreta. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad