Miró cierra el ERE y busca nuevo propietario

stop

La cadena de electrodomésticos despedirá finalmente a 174 empleados. El administrador busca un nuevo propietario que se haga cargo del resto de la plantilla

Entrada de una tienda Miró.

Barcelona, 04 de noviembre de 2016 (21:44 CET)

La cadena de electrodomésticos Miró, controlada ahora por el fondo suizo Springwater y que está en concurso de acreedores, despedirá finalmente a 174 empleados, frente a 330 previstos inicialmente, y su administrador concursal busca que un comprador se haga cargo ahora de los 156 empleados restantes.

Fuentes implicadas en las negociaciones han explicado a Efe que el administrador concursal está negociando la venta de la unidad productiva de Miró, de 24 tiendas, y la subrogación de los 156 trabajadores restantes a una compañía extranjera del sector, que se podría hacer cargo también de una parte de la deuda.

En un principio, Springwater planteó despedir a toda la plantilla de Miró, pero luego el administrador concursal rebajó la cifra a unas 180 personas, y finalmente esta mañana se ha cerrado el acuerdo sobre el ERE, que afectará a 174 empleados.

Nóminas pendientes

Estas personas recibirán la indemnización legal prevista por ley (20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades) y el actual propietario se ha comprometido a abonar las nóminas pendientes de septiembre en un plazo de 20 días.

Asimismo, la empresa abonará unos 100 euros por trabajador para ayudar a tramitar reclamaciones al Fogasa y se permitirá el intercambio voluntario de trabajadores afectados por el ERE por otros que ahora no lo están.

En un comunicado, UGT ha destacado que durante la negociación se ha tratado de "no poner en riesgo la venta de la unidad productiva" de Miró.

Kabaena Directorship

A principios de agosto, el fondo suizo Springwater presentó en los juzgados de Barcelona el concurso de acreedores de Kabaena Directorship, la sociedad a través de la cual controla la cadena de electrodomésticos Miró.

Kabaena se adjudicó la unidad productiva de Miró en subasta a finales de 2014, después de que la empresa catalana suspendiera pagos en 2011 y entrara finalmente en liquidación tres años después.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad