Foto de archivo del expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, mientras daba una rueda de prensa en Tokio.  EFE/ Kimimasa Mayama

Más acusaciones: Mitsubishi acusa a Ghosn (Nissan) de cobros ilegales

stop

Mitsubishi, otra de las empresas que llegó a dirigir Carlos Ghosn, le acusa de realizar cobros irregulares de 7,82 millones de euros

Economía Digital

Foto de archivo del expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, mientras daba una rueda de prensa en Tokio. EFE/ Kimimasa Mayama

Madrid, 18 de enero de 2019 (09:57 CET)

La situación legal de Carlos Ghosn en Japón puede complicarse aún más al conocerse nuevas irregularidades denunciadas por Mitsubishi. El fabricante de vehículos japonés le acusa de haber recibido un pago "ilegal no autorizado" de 7,82 millones de euros

Estas se suman a otras supuestas irregularidades detectadas en Nissan, que controla Mitsubishi, por las cuales el que fue presidente de ambas compañías se encuentra detenido en Tokio desde el pasado noviembre.

Tras su arresto fue cesado de los dos cargos -que no de Renault, la otra compañía del grupo aunque esta prepara su despido- y esto impulsó una investigación interna en Mitsubishi para conocer si los hechos denunciados en Nissan también habían ocurrido en esta empresa.

El fabricante del sector automotor confirma en un comunicado los cobros ilegales de 7,82 millones de euros. "Siendo honesto, lo único que puedo decir es que estoy triste", afirmó el presidente y CEO de la compañía, Osamu Masuko, acompañado de un abogado de la firma.

 Ghosn fue nombrado director gerente de NMBV  por una persona no identificada que no estaba autorizada a firmarlo

Las irregularidades estás vinculadas con las operaciones de NMBV, una sociedad establecida en Holanda en junio de 2017, que en sus siglas incorpora las iniciales de Nissan y Mitsubishi, constituida con el fin de crear sinergias entre las dos firmas.

Mitsubishi Motors y Nissan Motor abonaron a NMBV un total de 15,62 millones de euros el 26 de abril de 2018 como "pago de servicios" no especificados. Y desde abril de dicho año hasta noviembre pasado, Ghosn "recibió ilegalmente 7,82 millones de euros en concepto de pago de servicios".

Esos abonos fueron hechos según un acuerdo entre NMBV y Ghosn por el cual este último fue nombrado director gerente de la firma conjunta, un pacto que, no obstante, fue cerrado por una persona no identificada que no estaba autorizada a firmarlo.

Contrato de trabajo secreto

Los directivos de Mitsubishi, incluido Masuko, que entonces era CEO de la empresa y también era consejero de NMBV, "no fueron informados de estas transacciones", según el comunicado de la compañía.

"Ghosn hizo un contrato de trabajo para poder recibir dinero sin que lo supieran otros. No éramos conscientes de que él iba a hacer actos incorrectos", añadió Masuko. De momento, Mitsubishi ha anunciado que continuará las investigaciones pero descarta que puedan surgir otras irregularidades.

El propio Masuko indicó que no descarta la posibilidad de presentar una demanda legal contra Ghosn por daños económicos sufridos. Ghosn fue acusado inicialmente de ocultar a las autoridades millonarios ingresos pactados con Nissan y que estaba programado que recibiera una vez se retirara de la empresa.

Además, la fiscalía lo acusa de violación agravada de la confianza de Nissan Motor por utilizar fondos para cubrir pérdidas personales en los mercados financieros. Sus abogados han pedido la libertad bajo fianza del detenido, que ha sido rechazada por los tribunales y piensan que seguirá detenido hasta que comience el juicio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad