Moreira quiere el control accionarial de La Seda

stop

OPA VOLUNTARIA

El presidente de La Seda, Carlos Moreira

18 de febrero de 2013 (20:51 CET)

El grupo portugués BA Vidrio se ha tomado muy en serio salvar La Seda Barcelona, el objetivo que se marcó en 2009 cuando entró en la compañía, que se encontraba prácticamente quebrada. La filial BA Pet II, también liderada por Carlos Moreira, ha anunciado su intención de lanzar una OPA voluntaria sobre el 100% del capital que está en manos de los acreedores sindicados.

En total, asciende a 230.000 millones de euros, según confirman fuentes cercanas a la compañía química.

Fondo buitre

El principal objetivo de la operación es dar esquinazo al fondo buitre estadounidense Anchorage, quien recientemente ha comprado 100 millones de euros de la deuda sindicada. Se trata del capital que estaba en manos del grupo de entidades minoritarias que participaron en su día en la operación. Controlan casi la mitad del pasivo Caixa Geral, Deutsche Bank, HSBC y La Caixa a través del Institut Català de Finances (ICF), según fuentes del sector.

Moreira quiere evitar que Anchorage convierta la deuda en títulos. Esta opción dejaría la compañía en manos del fondo buitre, ya que se vería obligado a lanzar una OPA hostil. El grupo portugués propone que los accionistas actuales de La Seda tengan derechos de suscripción preferentes en la emisión. BA Vidrio ya ha dejado claro su intención de pagar en su totalidad y en efectivo la ampliación de capital que propusiera el consejo de administración.

Inyección de 40 millones

La operación que propone el grupo portugués consta de dos tramos, que se tendrían que ejecutar de forma simultánea. El primero de ellos sería una conversión parcial de la deuda sindicada en capital para, seguidamente, realizar la ampliación de capital en efectivo por un valor de 40 millones de euros con derecho preferente para los accionistas actuales.

El precio de los títulos se fijará cuando se remita el folleto a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). BA Vidrio ha afirmado que el valor de la OPA será “muy inferior” a esta valoración. Las acciones cotizaban a 1,21 euros al cierre del mercado de este lunes.

Actualmente, la compañía presidida por Moreira controla el 19,9% del capital social de La Seda, seguida por Caixa Geral (14,7%). BA Vidrio ya es el principal accionista del grupo.

Consejo de administración

En los próximos días el consejo de administración de la empresa catalana tendrá que decidir si acepta o rechaza la propuesta de los lusos. En el hecho relevante remitido a la CNMV tachan de "no firme" la iniciativa. Aunque los mismos interlocutores señalan que el futuro de la compañía es muy complicado si no se acepta la operación. De hecho, aseguran que el fantasma del concurso de acreedores planea de nuevo en el grupo sin la inyección de capital de BA Vidrio.

La Seda ya intentó completar una ampliación de capital de 40 millones de euros en junio, pero sólo consiguieron levantar 12,5 millones por parte del grupo portugués. En la junta extraordinaria de accionistas del pasado octubre, Moreira anunció un plan de desinversión y la búsqueda de un socio para intentar recuperar los beneficios. El directivo luso no tira la toalla para intentar mantener a flote la compañía catalana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad