El exconsejero delegado de NH Hotel Group, Federico González Tejera. EFE/How Hwee Young

NH Hotel Group cierra la guerra judicial con su exconsejero delegado

stop

Federico González Tejera demandó a la hotelera por el sueldo del año antes de ser cesado en medio de la guerra accionarial existente en el momento

Barcelona, 30 de octubre de 2019 (04:55 CET)

Gobernada hoy por la tailandesa Minor, la cúpula de NH Hotel Group fue objeto de choques y contiendas durante años. Primero fue la hotelera Hesperia la que trató de hacerse el control, luego la china HNA y varios fondos de inversión se enfrentaron por su dominio y pocos meses después fue Barceló la que propuso una fallida fusión. Tanto conflicto dejó cadáveres como el exconsejero delegado Federico González Tejera, que buscó suerte en los tribunales en busca de una indemnización superior a la percibida.

El antiguo consejero delegado de la compañía española entre 2012 y 2016 demandó el pasado mes de abril a la sociedad por el finiquito que no cobró en el momento de su cese, provocado por el enfrentamiento entre su sostén en el accionariado, el fondo HNA (29,5% del capital en el momento) y un grupo de fondos de inversión liderados por Oceanwood (22% del capital en el momento).

González Tejera abandonó su cargo después de que la junta de accionistas forzara la salida de los consejeros chinos y los fondos tomaran el poder. Un año después de su caída, el ejecutivo ya solicitó una indemnización de 2,5 millones de euros que la presidencia de entonces rechazó bajo el argumento de que el exdirectivo “no había respetado el periodo de no competencia” al fichar por Carlson Rezidor (ahora llamada Radisson Hotel Group).

"Ya no hay ningún procedimiento judicial entre NH y Federico González Tejera", responde la compañía

Tras poner el asunto “en manos de los asesores jurídicos”, Tejera presentó en abril una demanda que cayó en el juzgado de lo mercantil número 6 de Madrid. Sin embargo, el magistrado decidió inhibirse y marcar un nuevo camino para el directivo: “estimo competentes a los juzgados y tribunales de primera instancia”.

Como respuesta a la patada a seguir del juzgado mercantil, fuentes de NH Hotel Group explican que "actualmente ya no hay ningún procedimiento abierto entre Federico González Tejera y la empresa". Así, da por zanjado el asunto.

En el texto, el directivo no pedía concretamente los 2,5 millones y emplazaba al tribunal a “determinar la suma en el momento procesal oportuno”. Eso sí, detallaba que su salario variable dependía de los objetivos financieros y los retos vinculados al plan estratégico de la empresa.

Además, González Tejera no dudaba en asegurar que fue destituido “indebidamente” en el consejo de administración de junio de 2016 con el voto de los consejeros vinculados a Oceanwood y Hesperia, que se aliaron para tomar el control de la cotizada frente a HNA.

Los mercantiles ya dieron la razón a NH Hotel Group 

El auto del magistrado zanja así el cara a cara entre NH Hotel Group y su exconsejero delegado; el segundo asalto de la ofensiva judicial que inició HNA tras su expulsión del consejo de administración. Y en el primer round la hotelera salió claramente vencedora después de que su antiguo accionista impugnara la junta con la que sus cuatro consejeros fueron expulsados.

Entonces, el juzgado de lo mercantil número 3 de Madrid desestimó la demanda a través de la que pretendía que Charles B. Mobus, que era también copresidente de NH; Ling Zhang, Xianyi Mu y Haibo Bai recuperaran su asiento en el órgano decisorio. "Se ha declarado la validez de todos los acuerdos impugnados y se condena expresamente a HNA al pago de las costas procesales", explicó la hotelera en un comunicado.

En junio de 2016, el 59% de los accionistas de la hotelera votó a favor de la expulsión de los cuatro consejeros por conflicto de intereses. HNA acababa de adquirir la hotelera Carlson Rezidor, competencia directa de NH en mercados del centro de Europa como Alemania, Bélgica y los Países Bajos.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad