Ninguna empresa catalana está entre las 10 más influyentes de España

stop

Emilio Botín es el ejecutivo más relevante por tercer año consecutivo. El único catalán es Brufau, que se mantiene séptimo

Infografía: Cristina Serra

01 de febrero de 2012 (13:59 CET)

El viejo discurso que describe a Catalunya como la Alemania española está perdiendo elementos para sostenerse. El último en desplomarse ha sido la influencia de los empresarios catalanes.

Según el último estudio que mide la relevancia de los empresarios españoles, ninguna de las grandes corporaciones catalanas cuenta con los requisitos suficientes como para aparecer entre las 10 primeras posiciones. Sólo el presidente de Repsol, Antoni Brufau, aparece en el séptimo lugar de la clasificación.

Ni el poderío de La Caixa consigue colar entre los más votados en influencia a su presidente Isidro Fainé. En cambio lidera, por tercer año consecutivo, Emilio Botín. El estudio KAR 2011 (Key Audience Research) de Reputación Corporativa en España refleja que, junto al presidente del Santander, Amancio Ortega, fundador de Inditex, y César Alierta, presidente de Telefónica, son los tres grandes ejecutivos más relevantes del año.

El responsable del sondeo, Norman Kurtis, destaca que “lo más llamativo es que la amplia diferencia que existe entre Botín y Ortega y el resto de empresarios en España lejos de reducirse, se amplía oleada tras oleada, fundamentalmente motivado por los buenos resultados cosechados por sus respectivas compañías en los últimos 12 meses”.

Sin embargo, bajan posiciones de influencia Florentino Pérez (ACS), del cuarto al sexto puesto; Sánchez Galán (Iberdrola) del sexto al octavo e Isidoro Álvarez (El Corte Inglés) del octavo al décimo. Francisco González (BBVA) y el único catalán Antonio Brufau (Repsol) mantienen la quinta y séptima posición respectivamente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad