Nissan Barcelona pierde el turismo por falta de acuerdo

stop

AUTOMOCIÓN

Presentación de la furgoneta e-NV200 en la factoría de Nissan de la Zona Franca de Barcelona

19 de enero de 2013 (00:07 CET)

La dirección de Nissan ha emitido una declaración institucional en la que afirma sin rodeos que la planta de la Zona Franca de Barcelona no fabricará a partir de 2014 el turismo que estaba en juego. Fuentes de la compañía han asegurado que la decisión es irrevocable, y que no continuarán con el proceso de negociación. El cruce de acusaciones con los sindicatos durante las negociaciones ha acabado con la pérdida del nuevo coche, pese a que los sindicatos lo ponen en duda.

Representantes de los trabajadores afirman que en las tres ocasiones que se han sentado a negociar con la Generalitat de Catalunya como mediadora han dicho lo mismo. Un ultimátum que también se vivió durante la negociación de la pick-up. “Ya lo han dicho otras veces”, puntualizan. Por su parte, la dirección para la Península Ibérica asegura que dio los pasos necesarios para que Barcelona se adjudicara el vehículo.

Viabilidad de la planta

En el comunicado, se detalla que “la planta de Barcelona ha perdido la oportunidad de recibir la adjudicación de un nuevo turismo debido a la falta de acuerdo con la representación de los trabajadores sobre el plan de competitividad”. La multinacional japonesa subraya que la falta de acuerdo implica una pérdida de 130 millones de euros de inversión así como 4.000 puestos de trabajo en el sector de la automoción en España.

Ante la declaración de la compañía, los sindicatos aseguran que ellos siempre se han mostrado dispuestos a negociar las condiciones que se les pedía a cambio del nuevo turismo. Destacan que sin negociación, no pueden hacer nada, y sostienen que la nueva dirección “se ha vuelto intransigente”. Aunque reconocen que si la declaración oficial es realmente cierta, “sería un palo para todos”. Por el momento, prevén reunirse el próximo lunes para acordar movilizaciones con las que instar a la compañía a seguir negociando.

Propuestas cruzadas

Ambas partes lamentan que, tras 20 horas de reunión el pasado jueves, se fueran a casa sin acuerdo. Los sindicatos presentaron una propuesta conjunta para invertir la diferencia de la doble escala salarial en formación profesional. Critican que la dirección aprobara la medida y después, pusiera sobre la mesa una nueva condición: ampliar en 40 horas la jornada laboral sin retribución.

En cambio, Nissan Iberia afirma que fueron los sindicatos los que querían volver a negociar muchas de las medidas que ya se habían acordado con anterioridad, como los contratos de trabajadores temporales para necesidades puntuales. Por ello, la compañía se ha cansado de seguir negociando y ha puesto punto y final al proceso.

Adjudicación del coche

La dirección está encabezada por el consejero director general en España, Frank Torres. En la nota de prensa que incluye la declaración oficial, Torres asegura que la planta catalana se enfrenta a “un escenario de muerte lenta”. Alcanzar un acuerdo era vital para atraer nuevos modelos a Barcelona y esencial para los planes de largo plazo, agrega.

El comunicado también asegura que Nissan adjudicará el coche a otra fábrica de la alianza Nissan-Renault, aunque fuentes de la dirección en España no han sabido concretar el destino final porque no es una decisión que dependa de ellos.

Los sindicatos, por su parte, se muestran cansados tras los últimos encuentros. Tienen la sensación de que la empresa “han ido a romper la negociación”. Además puntualizan que sus sueldos van acordes con el ritmo de la planta, el más alto del sector, y que trabajan con las mismas líneas que hace 21 años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad