El presidente de OHL, Juan Villar-Mir de Fuentes, durante la Junta General Ordinaria de Accionistas de 2017. EFE/Fernando Villar

OHL atrae a los bajistas huérfanos de DIA

stop

La opa sobre DIA ha dejado a los fondos que apuestan en corto sin margen de beneficio, por lo que han apostado por la constructora de la familia Villar Mir

Carles Huguet

Economía Digital

El presidente de OHL, Juan Villar-Mir de Fuentes, durante la Junta General Ordinaria de Accionistas de 2017. EFE/Fernando Villar

Barcelona, 15 de febrero de 2019 (04:55 CET)

A rey muerto, rey puesto, reza el dicho. Y al pie de la letra lo siguieron los fondos bajistas que peinan la bolsa española: tras año y medio merodeando en el accionariado de DIA, la opa del ruso Mikhail Fridman frenó el descenso, pero la alternativa no tardó en aparecer y los inversores ya toman posiciones en otro de los valores más castigados del mercado en los últimos meses, OHL.

Mientras abandonan un valor que difícilmente bajará ya de los 0,65 euros por título –el precio inicial de la opa es de 0,67 euros--, los fondos aterrizan en otro que arrastra un descenso del 83,7%. En el último año, la constructora de la familia Villar Mir cayó desde los 4,99 euros hasta los 0,77 euros en los que cerró la jornada de este jueves. Los vehículos auguran que la caída será mayor con la presentación de resultados anuales a la vuelta de la esquina y la saga fundadora en retroceso.

La gestora Citadel es el claro ejemplo del relevo. La firma en la que el expresidente de la Fed Ben Bernanke ejerce de senior advisor, rebajó su presencia en el capital de la cadena de supermercados del 2,2% al 0,8% en apenas dos semanas del mes de febrero. En paralelo sacó del congelador su apuesta bajista en OHL, sin movimientos desde el mes de octubre, para elevar su porcentaje del 0,42% al 0,54%.

Por el momento se trata de una toma de contacto, pero el fondo fundado por Kenneth Griffin revela su interés al haber realizado ya tres movimientos de su participación en OHL desde que Fridman anunció el lanzamiento de la opa sobre DIA.

Las últimas cifras disponibles (al cierre de 2018) revelan que el 8,8% del capital de OHL estaba en manos de bajistas

Un camino similar siguió PDT Partners, gestionado por el polifacético Peter Muller, que compagina su puesto al frente del vehículo inversor con una vida como cantante. La firma estadounidense retrocedió en la cadena de distribución desde el 0,8% hasta el 0,68% del capital en febrero y, al mismo tiempo, reactivó una inversión bajista que tenía paralizada desde octubre: su presencia en OHL creció del 0,47% hasta el 0,51%.

En cambio, uno de los viejos conocidos del mercado bajista español optó por una estrategia contraria. La británica Melqart Asset Management, que se benefició de descalabros bursátiles como el de Banco Popular y Abengoa, también pliega velas en DIA y en febrero recortó su participación del 2,37% al 1,27%. No obstante, también acometió una retirada en la constructora al bajar del 2,05% al 1,76%.

Los otros dos bajistas presentes en la compañía dirigida por José Antonio Fernández Gallar también optaron por estrategias diferentes: mientras Marshall Wace rebajó su exposición del 2,49% al 2,18%, GSA Capital elevó su presencia del 0,69% al 0,91%.

No obstante, la CNMV hace imposible conocer el porcentaje del capital de OHL que está bajo el ataque de los inversores bajistas. Con la entrada de 2019, el regulador bursátil dejó de hacer público el porcentaje del capital de las cotizadas españolas que se encontraba en manos de este perfil especulador con el argumento de que la transparencia en este aspecto provocaba que las empresas españolas contaran con más bajistas que sus homólogos europeos, algo que en algunos momentos puede afectar negativamente al valor.

Las últimas cifras disponibles --al cierre de 2018-- revelan que el 8,8% del capital de la constructora estaba en manos de los bajistas; todavía lejos del 15% que acumulaba DIA a finales de año.

Después de las últimas presentaciones de resultados, OHL se hundió en bolsa

A pesar de arrastrar un crecimiento bursátil del 14% en lo que va de 2019, los fondos intuyen el golpe que OHL ha sufrido tras cada una de las últimas presentaciones de resultados. Después de anunciar pérdidas extraordinarias en el segundo y tercer trimestre, la cotización de la acción se despeñó por encima del 10% de inmediato.

Además, el histórico Grupo Villar Mir anda en retirada acuciado por las deudas. Actualmente posee el 34,6% del grupo constructor frente a más del 50% que poseía en verano. Podría ser un paso atrás, pero no el definitivo: varios medios informaron del interés del conglomerado familiar en deshacerse de su participación.

Las pérdidas millonarias de OHL

OHL presentó en noviembre unas pérdidas de 1.335 millones de euros en los primeros nueve meses de 2018. Los números rojos fueron consecuencia de la revisión que la compañía realizó a la cartera de proyectos en construcción. Así, contabilizó que los contratos con problemas suponen el 20% de la cartera de obra del grupo, que se estima que tiene un valor de 5.151 millones de euros; 431 millones menos que lo que presentó en junio.

La empresa reconoció un listado de proyectos fallidos y provisiones por litigios abiertos en distintas obras. Los principales impactos en el resultado respondieron a la revisión de los proyectos de la cartera de Construcción e Industrial, que registró la totalidad de las pérdidas.

En el total de pérdidas también se contabilizaron 550,5 millones de un ajuste contable por la venta de OHL Concesiones, sin efecto alguno en caja ni en patrimonio neto. Otros 77 millones procedieron de la Fase I del Hospital CHUM, en Canadá, y otros 28,8 millones fueron fruto de perder la demanda interpuesta en el proyecto Xacbal Delta, en Guatemala.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad