El expresidente de OHL y presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir, en la Audiencia Nacional para declarar como investigado ante el juez del caso Lezo. EFE/Zipi

OHL lleva al Grupo Villar Mir a los tribunales

stop

La cotizada española inicia un procedimiento judicial contra su primer accionista por un crédito impagado asociado a la venta frustrada de Pacadar

Carles Huguet

Economía Digital

El expresidente de OHL y presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir, en la Audiencia Nacional para declarar como investigado ante el juez del caso Lezo. EFE/Zipi

Barcelona, 12 de abril de 2019 (06:00 CET)

Los problemas financieros del Grupo Villar Mir terminaron por hartar hasta a la misma Obrascon Huarte Lain (OHL), compañía de la que es el primer accionista. El conglomerado presidido por Juan Miguel Villar Mir anda con el agua al cuello por la deuda que arrastra con el fondo monegasco Tyrus Capital, por lo que cerró el grifo ante algunas de sus obligaciones. La principal: un pasivo de 120 millones de euros con OHL por el que ya tuvo noticias desde los juzgados.

En la presentación de los resultados anuales de 2018 ante los analistas celebrada el pasado febrero, el consejero delegado de la cotizada, José Antonio Fernández Gallar, ya admitió que el accionista de referencia (34,6%) debía más de 100 millones de euros. El origen se remonta a 2016, cuando el grupo industrial trató de vender Pacadar, una sociedad especializada en prefabricados de hormigón, a su participada.

La transacción no se llevó a cabo, pero OHL llegó a desembolsar 118,5 millones de euros que ahora quiere recuperar. Si el ejecutivo dijo que esperaba cobrarlos a lo largo de 2019, los trámites no se hicieron esperar: ya ha iniciado una reclamación judicial por parte de la deuda, informa la propia cotizada española en el Informe Anual de Gobierno Corporativo.

"Ambos préstamos se encuentran vencidos y son exigibles", advierte OHL a VIllar Mir

Según explica ahora la constructora, la deuda se divide en dos créditos, y el menor de ellos se encuentra ya en sede judicial. Así, los tribunales analizan el impago de 35,2 millones de euros por un préstamo concedido a un interés del 5% anual. "Ambos préstamos se encuentran vencidos y son exigibles, habiendo iniciado OHL reclamación judicial del crédito de 35,2 millones de euros", advierte la cotizada.

Sin embargo, la mayor porción del pasivo responde a otro crédito otorgado al Grupo Villar Mir por valor de 83,8 millones de euros "relacionado con la compra venta de Pacadar (...) como consecuencia de la rescisión de la misma, se instrumentó como crédito financiero". También devenga a un interés del 5% anual.

Consultada por Economía Digital, OHL declinó comentar el estado del procedimiento judicial sobre el préstamo de 35,2 millones ni si se habían iniciado también acciones legales con tal de recuperar los 83,8 millones de euros restantes.

OHL espera que el Grupo Villar Mir venda activos para cobrar la deuda

No obstante, OHL espera que el pago se produzca, como tarde, cuando el Grupo Villar Mir consiga vender algunas de sus participadas, como la propia cotizada, la metalúrgia Ferroatlántica Fertiberia, especializada en fertilizantes. Para ello contrató a Société Générale, que asesora un procedimiento para hacer frente a la deuda que arrastra.

Queda por ver, eso sí, como afecta al procedimiento el conflicto abierto con su antigua filial Aleatica, que canceló dos contratos para la construcción de autopistas en Colombia México por un valor conjunto de 500 millones de euros, casi el 10% de la cartera de proyectos actual. La reacción no se hizo esperar: en dos días la acción cayó por encima del 12% en el parqué.

La compañía rival está además dirigida por el ex consejero delegado de OHL, Juan Osuna, que abandonó la empresa en junio. El Informe de Remuneraciones hecho público este jueves también reveló que el ejecutivo se embolsó 19,5 millones en el último ejercicio. La mayoría obedece precisamente a la venta de la propia Aleatica --entonces llamada OHL Concesiones-- al fondo de inversión australiano IFM.

Los números de OHL en 2018

OHL perdió 1.529,8 millones de euros en 2018, una cifra que multiplica por 127 los números rojos del ejercicio anterior, que fueron de 12 millones de euros. La empresa también vio caer sus ingresos el 6,9% hasta los 2.954 millones de euros por culpa de la menor actividad en construcción, que facturó el 6,2% menos (2.496 millones) y el declive del negocio industrial, que cayó el 29% (189,9 millones), según las cuentas hechas públicas este jueves.

A OHL se le juntaron tres factores para obtener el peor resultado de su historia. El primero fue que el negocio no le va bien, como demuestra un ebitda negativo de 449, millones de euros; golpeado otra vez por el mal resultado de la división de construcción, con un resultado de explotación de -282,1 millones de euros.

El segundo de los motivos fue la revisión de los proyectos en cartera realizada por el actual equipo directivo. Según sus estimaciones, aproximadamente el 20% de los contratos de la cartera están en peligro, por lo que tuvo que devaluar muchos de sus activos.

La tercera justificación para los números rojos fue la venta del negocio de Concesiones al fondo de inversión IFM que, si bien redujo la deuda hasta una posición de tesorería de 347 millones, le obligó a contabilizarse unas pérdidas de 550 millones de euros por ajustes contables.

 

Hemeroteca

OHL
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad