El presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir (i), y el presidente de Asturias Javier Fernández (d), durante la reunión de 2018 de los Patronatos de la Fundación Princesa de Asturias. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El ex consejero delegado de OHL hace un roto de 15M€ a los Villar Mir

stop

Mientras el Grupo Villar Mir analiza la venta de sus activos, la guerra entre OHL y Aleatica, golpea el valor de la constructora

Carles Huguet

Economía Digital

El presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir (i), y el presidente de Asturias Javier Fernández (d), durante la reunión de 2018 de los Patronatos de la Fundación Princesa de Asturias. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Barcelona, 11 de abril de 2019 (04:55 CET)

El incendio de OHL en México cogió a pie cambiado a su primer accionista, el Grupo Villar Mir. El conglomerado liderado por Juan Miguel Villar Mir contrató hace menos de un mes a Société Générale con tal de estudiar la venta de la cotizada española ante las muestras de interés recibidas. Si bien la familia ya está acostumbrada al vaivén del valor bursátil en los últimos meses, la guerra abierta con su antigua filial, Aleatica, lo restó más de 40 millones de capitalización a la empresa.

Aleatica, dirigida por Juan Osuna, ex consejero delegado de OHL hasta el pasado mes de junio, canceló dos contratos para la construcción de autopistas en Colombia y México por un valor conjunto de 500 millones de euros, casi el 10% de la cartera de proyectos actual. La reacción no se hizo esperar: en dos días la acción cayó por encima del 12% en el parqué.

Si bien el Grupo Villar Mir se replegó desde verano hasta el 34,6% del capital frente al paquete superior al 50% que poseía, el golpe se dejó notar en el valor del activo. La constructora española cayó desde los 343,8 millones hasta los 300,87 millones de capitalización bursátil, por lo que el precio de la porción de los Villar-Mir se rebajó en 15 millones de euros hasta los 104 millones de euros.

"OHL se ha visto sorprendida en su buena fe en el marco de las relaciones comerciales que mantiene con Aleatica, estando en completa disconformidad con las resoluciones de ambos contratos por no tener, en su opinión, fundamento legal alguno. Entiende que la resolución unilateral de ambos contratos por parte de Aleatica es consecuencia directa de los arbitrajes iniciados por OHL frente a ambas filiales de Aleatica", explicó la empresa en un hecho relevante remitido a la CNMV.

"Tanto por el peso de los proyectos en la cartera del grupo como por la imagen que suscita este problema, ya que Aleatica está gestionada por su anterior CEO, Juan Osuna, así como la pérdida de potenciales proyectos con la concesionaria valorados en otros 500 millones de euros”, analizan desde Renta 4.

Además defienden que la cancelación "podría poner en duda los objetivos del grupo ante posibles nuevas provisiones”, por lo que aconsejan "cautela" en el valor.

Los números de OHL en 2018

OHL perdió 1.529,8 millones de euros en 2018, una cifra que multiplica por 127 los números rojos del ejercicio anterior, que fueron de 12 millones de euros. La empresa también vio caer sus ingresos el 6,9% hasta los 2.954 millones de euros por culpa de la menor actividad en construcción, que facturó el 6,2% menos (2.496 millones) y el declive del negocio industrial, que cayó el 29% (189,9 millones), según las cuentas hechas públicas este jueves.

A OHL se le juntaron tres factores para obtener el peor resultado de su historia. El primero fue que el negocio no le va bien, como demuestra un ebitda negativo de 449, millones de euros; golpeado otra vez por el mal resultado de la división de construcción, con un resultado de explotación de -282,1 millones de euros.

El segundo de los motivos fue la revisión de los proyectos en cartera realizada por el actual equipo directivo. Según sus estimaciones, aproximadamente el 20% de los contratos de la cartera están en peligro, por lo que tuvo que devaluar muchos de sus activos.

La tercera justificación para los números rojos fue la venta del negocio de Concesiones al fondo de inversión IFM que, si bien redujo la deuda hasta una posición de tesorería de 347 millones, le obligó a contabilizarse unas pérdidas de 550 millones de euros por ajustes contables.

El resto de negocios de los Villar Mir

Sin embargo, OHL no es la única participada del Grupo Villar Mir con el cartel de se vende. Además de la constructora, también están en la recta de alida la metalúrgica Ferroglobe y Fertiberia, especializada en fertilizantes.

Hemeroteca

OHL
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad