Ortega, el rey del ladrillo: Pontegadea inmobiliaria gana un 32% más

stop

La empresa del fundador de Inditex frenó las inversiones en nuevos inmuebles pero disparó sus ingresos financieros

El fundador de Inditex y Pontegadea, Amancio Ortega | ED

21 de agosto de 2014 (12:07 CET)

Amancio Ortega ha sufrido algún revés en sus incursiones en el sector inmobiliario, pero son pocos los años en los que no saca suculentos beneficios de sus inversiones. El último no ha sido una excepción. El fundador de Inditex ha elevado las ganancias de Pontegadea Inmobiliaria hasta los 93,3 millones, un 32% más que en el ejercicio anterior.

Esta sociedad forma parte del holding familiar Pontegadea Inversiones, el vehículo que controla la mayoría de sus bienes inmobiliarios y el brazo inversor para adquirir otros nuevos. En 2012 había multiplicado por cuatro su patrimonio neto y elevado un 30% sus ingresos por arrendamiento de inmuebles. En 2013 la tónica ha sido la misma. Pontegadea ha duplicado su beneficio, que se situó en los 568 millones, según revela el informe de resultados presentado al Registro Mercantil que recoge El Pais.

La cartera de edificios

Pontegadea Inversiones es una sociedad clave desde finales de 2011, cuando el empresario gallego aprobó en junta de accionistas una ampliación de capital por valor de 44 millones de euros para hacerse con el 50,01% del capital de Inditex que estaba en manos de Gartler, también de su propiedad.

Y Pontegadea Inmobiliaria, participada al 100% por la primera, es clave por su cartera de edificios. En su portafolio está la torre Picasso, comprada por 400 millones a finales de 2011, la sede de BBVA en Barcelona, o Serrano 33, en Madrid, que alquiló a Inditex para abrir uno de los establecimientos estrella de Zara.

Ortega tiene otras sociedades dedicadas a la inversión inmobiliaria, como Esparelle, pero con una nómina de inmuebles más discreta. De hecho, Esparelle Inmobiliaria cerró 2012 con pérdidas de 11,4 millones.

Frenazo inversor


El volumen de activos de Pontegadea Inmobiliaria ascendía a finales de ejercicio a 4.519 millones. Del periodo previo, con un fuerte ritmo inversor, se pasó a un año de transición, según refleja el balance de resultados, ya que la cartera de nuevas inversiones permaneció prácticamente inalterada. Se mantenían los mismos terrenos y construcciones que en 2012. La memoria de ejercicio aclara que el grueso de las inversiones, 455.8 millones, se destinaron a la mejora de inmuebles ya en cartera.

Sin embargo, Pontegadea Inmobiliaria obtuvo importantes réditos de sus movimientos de capital hacia otras empresas del grupo. Ingresó por préstamos e inversiones en sociedades controladas por Amancio Ortega 35 millones de euros, lo que sumado a la leve recuperación del mercado inmobiliario acabaron por disparar sus beneficios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad