Panamá negocia con una constructora de EEUU para echar a Sacyr

stop

Bechtel traslada al Canal su disposición a terminar la obra de ampliación; el nuevo proyecto cuenta con el aval diplomático del gobierno de Barack Obama

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique

07 de febrero de 2014 (13:11 CET)

Bechtel, una constructora estadounidense, maniobra con el gobierno panameño para sustituir a Sacyr como empresa constructora de la ampliación del Canal. Los contactos se han intensificado desde que este miércoles el consorcio europeo diera por rotas las negociaciones

Los trabajos ya están paralizados, según ha informado el grupo que preside Manuel Manrique. Sin embargo, las autoridades locales afirman que “las obras se acabarán y [Panamá] cuenta con un escenario alternativo para ello”.

Alternativa seria a Sacyr

La sombra de la norteamericana planea sobre el proyecto desde hace tiempo, pero su presión ha aumentado en las últimas horas. Bechtel ha trasladado oficialmente al gobierno panameño su disposición a terminar el proyecto.

Sacyr reconoce que el rival se postula como alternativa seria, pero alega que la opción “sería más costosa” e infringiría los plazos de entrega del proyecto, en 2015.

Respaldo oficial de los EEUU

Fuentes diplomáticas estadounidenses confirman desde España que el gobierno que preside Barack Obama respalda la opción de Bechtel. Estados Unidos ha dado orden a su embajada en Panamá de respaldar a la constructura americana.

De este modo, Sacyr partiría desde una posición de mayor debilidad en la nueva negociación que pretende conducir con las máquinas paradas como elemento de fuerza. Manrique aún mantiene la puerta abierta a un acuerdo in extremis. El conflicto estalló el 1 de enero, cuando se pusieron sobre la mesa sobrecostos de hasta 1.300 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad