Pepephone ultima su entrada en el negocio de las eléctricas

stop

La compañía prevé lanzar en los próximos meses Pepeenergy con el mismo modelo comercial que utiliza en la telefonía móvil

09 de febrero de 2014 (17:46 CET)

Del mercado de las telecomunicaciones, al de las eléctricas. Pepephone se atreve este año con un sector, cuanto menos, convulso. Si a finales del año pasado, el director general de la compañía, Pedro Serrahíma, confesaba a un usuario de Twitter que Pepephone estaba preparando su entrada en el sector eléctrico, ahora se espera que en un periodo de entre seis y 10 meses esta iniciativa pueda hacerse realidad. “Es un negocio con muy poco margen en el que el cliente demanda mejores servicios y ahí es donde entramos nosotros”, explica Serrahima a Economía Digital.

Con la marca ya registrada, Pepeenergy, y con una propuesta firme sobre la mesa, el grupo está ya negociando con las grandes empresas que dominan este sector --Endesa, Iberdrola, Gas Natural, Acciona, por citar algunas-- para fijar unas buenas condiciones. “El modelo comercial será fácil de entender y muy del estilo de Pepephone”, señala Serrahíma sin querer desvelar muchos más detalles hasta que se materialicen algunos acuerdos.

Mayor transparencia y un buen precio


La estrategia de Pepephone no es la de ofrecer el precio más bajo del mercado y entrar en una guerra de este tipo con el resto de operadoras, sino más bien la transparencia, un bien que escasea en algunos sectores como la telefonía y la energía pero que demandan con urgencia los usuarios.

“A veces por tocar los precios sacrificas otras cosas que también son importantes”, matiza Serrahíma. La compañía ha pasado de facturar 32 millones a cerca de 50 millones este año.

“Nuestro modelo es un poco peculiar, en lugar de seducir al cliente con marketing, le decimos lo que hay. Queremos que sobre todo esté bien informado y así nos hemos convertido en el cuarto operador que más clientes ha ganado. Nuestro objetivo es no existir para el cliente”, señala el dirigente de la firma.

La banca, un sector más arriesgado y opaco


Con la intención de trasladar el éxito cosechado en un sector muy agresivo y competitivo como el de las telecomunicaciones, Pepephone da los últimos retoques al modelo con el que se estrenará en el mercado eléctrico, aunque éste no fue el único reto que en su día se planteó la compañía.

“Pensamos también en adentrarnos en el mundo de la banca, pero al final nos frenamos. Si para que un negocio sea rentable no se puede ser transparente, no lo haremos”, sentencia Serrahíma.

Con todo, en pocos meses Pepeenery podría aterrizar con fuerza en un campo que controlan un grupo reducido de grandes multinacionales, que no contenta del todo al usuario y en el que una mayor rivalidad podría suponer grandes beneficios. La expectativa está servida. Ahora sólo falta esperar para comprobar cómo de ventajosa será la llegada de Pepephone convertida en energética.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad