Primer contencioso de Agbar a Recoder por la adjudicación de ATLL

stop

CONCESIÓN DE 50 AÑOS

Desalinizadora de El Prat del Llobregat (Barcelona), propiedad de Aigües Ter Llobregat

23 de noviembre de 2012 (22:06 CET)

Aguas de Barcelona (Agbar) ha abierto el melón de las demandas judiciales contra la adjudicación de Aigües Ter Llobregat (ATLL) a Acciona por parte del Govern de Artur Mas. Ha presentado el primer contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) contra “la denegación por parte del departamento de Territori i Sostenibilitat” de mostrar “el expediente administrativo número 201 2003 800”. La documentación de las ofertas presentadas por las dos compañías que participaron en la licitación.

Comparar el contenido de estas propuestas suele ser habitual en los concursos públicos ya resueltos que generan polémica, afirman fuentes empresariales familiarizadas con este tipo de operaciones. Tras la revisión, los gabinetes legales de las compañías construyen el argumentario de la reclamación posterior. Pero la conselleria presidida por Lluís Recoder negó en varias ocasiones a Agbar revisar la oferta de su rival, tal y como explican otros interlocutores conocedores del proceso. Por ello, la gestora de agua ha decidido ir al tribunal.

Impugnar tras las elecciones

La compañía de aguas con sede en Barcelona ya manifestó su intención de impugnar la adjudicación final. Su intención inicial era presentar el recurso tras las elecciones del 25N, aunque ha recurrido antes de lo que pensaba al TSJC por la actitud de los responsables de Territori i Sosteinibilitat, aseguran las mismas fuentes.

Esta semana también ha transcendido otro contencioso contra la privatización de ATLL. La Asociació de Treballadors d'Aigües de Barcelona (ATAB) litiga contra la forma en la que se ha licitado el contrato y el pliego de cláusulas administrativas del concurso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad