Acciona gana, Agbar pierde

stop

Entrecanales se impone a Simón, quien acusa a la compañía con sede en Madrid de “especular” con un servicio tan básico como la gestión del agua y ratifica que irá a los tribunales

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales

06 de noviembre de 2012 (18:09 CET)

Aigües Ter Llobregat (ATLL) ya tiene nuevo gestor: Acciona. La compañía presidida por José Manuel Entrecanales se ha impuesto a Agbar en la licitación de la empresa pública que abastece de agua los depósitos de cabecera de la ciudad de Barcelona, su área metropolitana y nueve comarcas de su entorno por 995,5 millones de euros. A la fecha de la firma aportará 298,6 millones que ha conseguido con un crédito sindicado entre varias entidades que se rubricó la semana pasada. Los 696,8 millones restantes, se aportarán a lo largo de la adjudicación.

La competidora barcelonesa liderada por Ángel Simón no se quedará con los brazos cruzados. Ha perdido un gran contrato --significa tener en su poder el grifo del agua de cinco millones de personas a lo largo de 50 años-- y recurrirá a los tribunales. Poco después de conocer la adjudicación, la cúpula de Agbar ha acusado a Entrecanales de “especular con el servicio” que prestará mediante un comunicado. “El agua es algo vital para las personas, su alimentación y calidad de vida”, apostilla.

Precio real

En la misma información, ratifican su decisión de impugnar el concurso público: “En el orden jurídico se ha desarrollado recientemente mecanismos con el objetivo de evitar los tradicionales abusos en la licitación pública de nuestro país, donde algunas empresas han generalizado el mecanismo de batir a sus competidores mediante bajas irreales para obtener el contrato”.

Simón advierte de que vigilará que esto no ocurra en ATLL. Quieren demostrar “con todos los medios” que su oferta “es la única viable”.

Agbar insiste en que su propuesta es la que “reúne la mejor calidad de servicio en las condiciones actuales del mercado” y que a fecha de hoy volverían a poner sobre la mesa de la conselleria de Territori i Sostenibilitat la misma oferta económica que ha quedado en segunda posición.

Recoder se impone a Mas

La adjudicación de ATLL también significa que el conseller Lluís Recoder se ha impuesto a la voluntad del President, Artur Mas, según informan a Economía Digital desde el entorno del candidato a la reelección.

Los responsables de Acciona Agua (la sociedad que tiene el 39% del consorcio ganador) empezaron a diseñar cómo será la nueva estructura de ATLL la semana pasada junto a la cúpula de la empresa pública. Pero el President no quería anunciar la adjudicación final hasta que no tuviera en sus manos un informe externo que justificara que la oferta de Acciona era, realmente, la más competitiva. Teme que en el periplo judicial se demuestre que Agbar tenía razón y que la Generalitat no fue suficientemente precisa en el proceso, por lo que quedaría en evidencia el Govern de CiU ante todo el consejo de administración de la compañía de agua con sede en Barcelona.

Recoder se plantó (incluso se declaró “en rebeldía” ante la plana mayor de CiU) y, finalmente, su voluntad se ha impuesto a la del President.

Socios

Acciona va de la mano con el banco de inversores brasileño BTG Pactual, que tiene otro 39% del capital del consorcio. El resto, está en manos de minoritarios tan destacados como el presidente del periódico Ara y vicepresidente del grupo Havas, Ferrán Rodés; y el del holding de inversiones Barcel Euro, Manuel Torreblanca, de la familia Godia.

A su vez, Agbar licitaba con dos fondos internacionales (el australiano First State y el canadiense Caisse Dépôt) y empresas catalanas como Mina Pública Aigües de Terrassa, Companyia d'Aigües de Sabadell, Acsa Sorigué, Copisa y Constructora Calaf.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad